Juan Bravo

Bravo, Juan

 
(m. 1521) Caudillo español de los comuneros. Se levantó en defensa de las libertades municipales.
Ejemplos ?
El centro de la celebración es la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros, lugar en el que se conmemora el aniversario de la batalla de Villalar, decisiva batalla de la Guerra de las Comunidades de Castilla que se saldó el día 23 de abril de 1521 con la decapitación de los tres líderes comuneros: Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado.
Al mando de Juan Bravo combatió Arreo en Medina del Campo, colocado en la vanguardia. Se encontraba atacando Torrelobatón cuando los comuneros asediaron la fortaleza y lograron la victoria.
Tras prácticamente un año de rebelión, se habían reorganizado los partidarios del emperador (particularmente la alta nobleza y los territorios periféricos castellanos, como Andalucía) y las tropas imperiales asestaron un golpe casi definitivo a las comuneras en la batalla de Villalar, el 23 de abril de 1521. Allí mismo, al día siguiente, se decapitó a los líderes comuneros (Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado).
Conducido al pueblo de Villalar, es decapitado al día siguiente. Con él fueron ajusticiados Juan Bravo y Francisco Maldonado. En ausencia de Padilla, María gobierna Toledo hasta la llegada el 29 de marzo del obispo de Zamora Antonio de Acuña, cuando se ve obligada a compartir el poder con él.
Tras este decepcionante resultado, la situación dio un vuelco cuando el 10 de junio, el alcalde Rodrigo Ronquillo recibió la orden de investigar el reciente asesinato del procurador segoviano, pero en vez de eso, se dedicó a amenazar a los segovianos y a tratar de aislar a la ciudad impidiendo su aprovisionamiento. Ante esta situación, la población cerró filas en torno a la Comunidad y a su líder, Juan Bravo.
Se presentó a Juan Bravo, y la Junta le nombró uno de los seis caudillos que habían de servir de guardia de honor al pendón segoviano.
1993.- Café Galería “La Cava” en Pamplona. 1997.- Polvorín de la Ciudadela en Pamplona. 2004.- Sala Juan Bravo, Madrid. 2004.- Ciudadela, Pamplona.
Como todos los centros textiles castellanos, se unió a la sublevación de las comunidades, teniendo una intervención destacada, al mando de Juan Bravo.
Del mismo autor es la escultura al comunero Juan Bravo, realizada en 1921 y ubicada en pleno centro de la ciudad, en la plaza de Medina del Campo (conocida popularmente como de las Sirenas), nombre que recibe de las sirenas al estilo griego, mujeres aladas, que aparecen en los capiteles de la Iglesia de San Martín.
El Canal de Isabel II, empresa pública que hoy gestiona los recursos hídricos de las diferentes cuencas de los ríos madrileños, surgió a iniciativa de la reina Isabel II como un canal de unos 77 km que unía el río Lozoya con la ciudad de Madrid (en concreto, con el depósito de la calle de Bravo Murillo, actualmente desaparecido, salvo una parte usada como archivo del Canal de Isabel II). Su construcción fue aprobada por el Consejo de Ministros, presidido por Juan Bravo Murillo, en reunión del 18 de junio de 1851.
Se pueden destacar diversas portadas en la calle Daoíz, la Casa del Sello en la calle San Francisco, la Casa-Museo del Torreón de Lozoya en la plaza de San Martín, la Casa del Siglo XV (o de Juan Bravo), la Casa del Conde Alpuente (Fomento), la Casa de los Picos y otras de la Calle Real.
En otra de las capillas del templo está enterrado D. Juan Bravo Murillo, hijo ilustre de la ciudad, junto a los restos de sus padres.