Ejemplos ?
Con lo cual se acabó el Cabildo y lo firmaron de sus nombres. Don Francisco Abad de Quiroga. Don Juan Bautista de Landaverde. Antonio de Obregón.
Sebastián Cabrera Barba. Jacinto Pacheco. Diego de la Banda. Juan Bautista Sanchez. Por mandado del Cabildo, Justicia y Regimiento.
Al haber sido bendecido ya el matrimonio de Su Alteza Real el Principe Heredero JUAN BAUTISTA JULIO con un heredero varón engendrado por él, y como quiera que aun puede ser bendecido por otros herederos masculinos, se aplicará la regla de que el hijo primogénito de su Alteza Real sucederá a su Alteza Real en el gobierno, y de que después de su hijo primogénito sucederán los descendientes varones de este por orden de proximidad de parentesco, en línea de descendencia directa, con relación al cabeza de familia.
A poco andar, frente por frente y tapando la vista del mar al pacayar de Monte-Blanco, se elevó un elegante edificio, que se llamó el Pacayar de Premio-Real, que costó 19889 pesos y uno y medio reales, y sobre cuya puerta de entrada se puso esta inscripción, que, aunque con trabajo, puede leerse hoy mismo: Dominus custodiat introitum tuum et exitum tuum Al fallecimiento del conde de Premio-Real, en 1815, se adjudicó el pacayar a su quinto hijo, el entonces capitán y después brigadier don Juan Bautista de Lavalle, caballero de Alcántara, en la cantidad de diez mil pesos, a censo perpetuo al tres por ciento y con la obligación de pagar cuarenta pesos al año por el terreno.
Se ve claramente lo primero a través del hecho inicial del desacato al Tratado de Armisticio pactado por Elío y el Gobierno de Buenos Aires, y de la subsiguiente emigración al Ayuí y sus consecuencias inmediatas, y en cuanto a lo segundo, encuentro la prueba reveladora de una proclamación expresa de independencia que la historia ha perdido, en esta nunca citada fórmula del juramento prestado en San Juan Bautista...
En la mayoría de los casos no se trataba de debutantes en escena política o intelectual, de jóvenes pertenecientes a una nueva generación en sentido estricto, sino de hombres que provenían de los círculos ilustrados, como Benito Juárez, o de las tertulias y asociaciones semi-secretas del romanticismo sansimoniano, como Juan Bautista Alberdi.
Fórmula prescripta Aclaro, por lo demás, que si la mala ortografía de este documento pudiera dar asidero a la creencia en una posible iniciativa particular de San Juan Bautista, existe la prueba de lo contrario, o, mejor dicho, de su carácter de fórmula general prescripta por el Gobierno de Canelones, en otra pieza complementaria de fecha 17 de mayo: “Se confirma la elección precedente, y se remite su acta para archivarse al Juzgado de donde procede previo el juramento que el comisionado D.
He aquí el planteamiento limeño, el cual recogía probablemente la sugestión formulada en 1844 por Juan Bautista Alberdi en dicho sentido, pero con la expresa reserva de aplicar el sistema entre los pueblos americanos de origen español exclusivamente.
De Madrid, a diez y siete de Septiembre de mil y seiscientos y cuarenta y nueve. YO, EL REY. Por mandato del Rey Nuestro Señor. Juan Bautista Sáenz Navarrete. Freile Granizo, Juan .
YO, EL REY. Por mandado del Rey, Nuestro Señor, Juan Bautista Sáenz Navarrete. CARTA DE DON PEDRO GONZALES DE MENDOZA DEL CONSEJO DE SU MAJESTAD SOBRE LA REMISION DE ESTA CEDULA.
Se ve claramente lo primero a través del hecho inicial del desacato al Tratado de Armisticio pactado por el Virrey Elio y el Gobierno de Buenos Aires, y de la subsiguiente emigración al Ayui y sus consecuencias inmediatas; y en cuanto a lo segundo, encuentro la prueba reveladora de una proclamación expresa de independencia que la historia ha perdido, en esta nunca citada fórmula del Juramento prestado en San Juan Bautista el 23 de mayo de 1813...
En marzo 11 de 1814 la Compañía de Milicias veteranos locales del Teniente Juan Bautista Méndez se sublevó triunfalmente deponiendo al Teniente Gobernador designado por Buenos Aires, don León Domínguez.