Josep Piquer

Búsquedas relacionadas con Josep Piquer: Esperanza Aguirre

Piquer, Josep

 
(1806-71) Escultor español. Obras: La hija de Jeft e Isabel II, entre otras.
Ejemplos ?
Se formó en Oviedo, para trasladarse más tarde a Madrid, donde estudió a partir de 1839 en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde tuvo como profesores clasicistas entre otros a José Tomás y Josep Piquer i Duart.
Discípulo de la Escuela especial de Pintura y Escultura y de Josep Piquer i Duart, profesor más tarde de la Escuela de Valencia y director de la Escuela Superior de Artes e Industrias de Madrid.
La Plaza Real, así llamada en honor a los Reyes Católicos, se comenzó a construir en 1850 en el solar dejado por un antiguo convento de capuchinos, con un proyecto de urbanización de Francesc Daniel Molina. En el centro se decidió poner un monumento dedicado a Fernando el Católico, encargado al escultor valenciano Josep Piquer.
Josep Piquer i Duart (Valencia 1806 – Madrid 1871) Escultor valenciano, afincado en Madrid, donde realizó la mayoría de su obra. De familia de escultores, su padre, José Piquer, era director de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos en Valencia, de él recibió su formación escultórica.
En 1923 el Ayuntamiento de Oviedo inauguró en los jardines de la Fábrica de Armas de Trubia un Monumento al General Elorza, hecho en bronce por Josep Piquer i Duart.
En 1860 ejecutó el pedestal del Monumento a Fernando el Católico erigido en la plaza Real, con una escultura del monarca obra de Josep Piquer, que al ser realizada en yeso se descompuso en un plazo de trece años; quedó por unos años el pedestal, que fue retirado en 1868.
Entre los monumentos ubicados en su día en la ciudad y hoy desaparecidos cabría reseñar: el Obelisco de la Purísima Concepción erigido en 1706 en el paseo del Borne por el archiduque Carlos de Austria en conmemoración de una victoria sobre el bando borbónico en la Guerra de Sucesión, destruido en 1716 tras el triunfo de Felipe V, aunque la estatua de la Virgen, obra de Conrad Rudolf, sobrevivió hasta 1936; el Monumento a Fernando VII instalado en el Pla de Palau en 1831, obra de Pierre Joseph Chardigny d'Aix, y que duró solo cuatro años, ya que fue destruido en las revueltas populares de 1835; el Monumento a Fernando el Católico, erigido en 1850 en la plaza Real, obra de Josep Piquer...