Josep Maria Sert

Sert, Josep Maria

 
(1876-1945) Pintor español. Se especializó en decoración mural de estilo grandioso. Autor de los conjuntos de la catedral de Vic y de la Sala de las Crónicas del Ayuntamiento de Barcelona.
Ejemplos ?
Poco después, el muralista catalán Josep Maria Sert decoró con temas alegóricos vascos las paredes de la iglesia, secularizada y reutilizada como salón de actos.
Mención aparte merecen las pinturas de Josep Maria Sert, expresamente creadas por el artista en los años 1930 para la iglesia que se halla en San Telmo.
También contó con la colaboración de numerosos artistas y artesanos, como Josep Maria Sert, Alexandre de Riquer, Josep Llimona, Eusebi Arnau, el forjador Carles Torrebadell, el vidriero Antoni Rigalt, el mosaicista Lluís Bru, el ebanista Joan Busquets, etc.
También en 1912 construyó el palacete del marqués de Alella, en Muntaner 282-290/Marià Cubí, conjunto de edificios de filiación plateresca, con pinturas de Josep Maria Sert.
Apenas tres semanas tras el fin de la Guerra Civil en Madrid, el muralista catalán Josep Maria Sert reclama a los altos mandatarios de la Sociedad de Naciones que se reintegre al estado Español el patrimonio del Museo del Prado.
Los cuerpos laterales acogen las dependencias de los juzgados, mientras que el central contiene el acceso principal, la escalera de honor y las grandes dependencias públicas, donde destaca la Sala de los Pasos Perdidos, de 20 metros de altura, cubierta con un sistema de arcos de hierro, y decorada con pinturas murales de Josep Maria Sert.
En España, han elaborado grandes murales cerámicos: Antoni Gaudí, Joan Miró, Josep Llorens i Artigas, Josep Maria Sert, Pedro Nel Gómez, Santiago Martínez Delgado y Rufino Tamayo.
El museo exhibe obras de maestros como Cranach, El Greco, Van Dyck, Zurbarán y Josep Maria Sert, y también acoge muestras temporales.
Su nombre aparece activamente involucrado en acontecimientos tan fundamentales como la intensa actividad cultural que el Gobierno de la II República Española desarrolló durante su traslado a Valencia o el fabuloso despliegue que se hizo en el Pabellón Español de la Exposición Internacional de París de 1937, aquella efímera pero modernísima edificación proyectada por Josep Maria Sert y Luis Lacasa que albergó el Guernica de Picasso y otras obras maestras de Joan Miró, Alexander Calder, Julio González, Alberto Sánchez, Josep Renau y otros muchos artistas leales a la causa republicana.
Joaquim Sunyer, influido por la pintura de Cézanne y por su sentido de la estructura, así como por el cubismo, aportó una visión de la pintura que conjugaba perfectamente tradición y modernidad. Josep Maria Sert se enmarca en un estilo personal, barroco, grandilocuente, con influencia goyesca, haciendo grandes murales que tendrán gran éxito internacional.
Algunos ejemplos serían: Escultor Enric Clarasó a Enric Clarasó, Decorador José María Sert a Josep Maria Sert, Farmacéutico Carbonell a Francesc Carbonell, Teniente Coronel González Tablas a González Tablas, Papa Juan XXIII a Juan XXIII, Obispo Urquinaona a Urquinaona, Jurista Borrell i Soler a Borrell i Soler, Aviadores Jiménez e Iglesias a Jiménez e Iglesias, Abogado Ballbé a Manuel Ballbé, etc.
Josep Maria Sert nació en Barcelona en 1874, en el seno de una familia de ricos industriales textiles. Estudió en un colegio de jesuitas, pasando a la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona (Llotja) y a diversas academias particulares de pintura: la de Pere Borrell del Caso, ebanista de profesión y que le introdujo en el trabajo artesanal; y la de Alexandre de Riquer, pintor cercano a los movimientos prerrafaelita y simbolista.