José Patiño

Patiño, José

 
(1666-1736) Político español. Como intendente de Cataluña tuvo gran influencia en la promulgación de las leyes de la Nueva Planta. Hizo construir el arsenal de la Carraca, e intervino en la Paz del Pardo (1728). Aunque fracasó en la recuperación de Gibraltar, se instaló en Ceuta, Orán y Mazalquivir, y consiguió para el infante Carlos los ducados de Parma y Plasencia.
Ejemplos ?
La Grandeza de España le fue concedida en 1736 a su hermano José Patiño y Rosales, quién la legó en 1737 a su sobrino Lucas Patiño y A ttendolo, II marqués del Castelar.
Escribano de Galeones y Flotas, Escribano de Galeras, que ejercía la acción de la Hacienda en las mismas, Escribano de Naos, Escribanos de Ración… Con la unificación de las diez Armadas que con tribunales independientes y distintas denominaciones habían existido hasta principios del siglo XVIII, se crea el Cuerpo de Ministerio de Marina en 1717, al que se puede considerar como el verdadero antecedente del Cuerpo de Intendencia. Se designa a don José Patiño Rosales intendente general, que fue creador de las Reales Compañías de Guardias Marinas.
Felipe V no estaba preparado para dirigir el reino más grande de aquel momento y él lo sabía; pero también supo rodearse de las personas más preparadas que trajeron un proyecto, y la Armada —es la primera vez que puede llamarse así— fue uno de los puntos donde más éxitos se lograron. El primero de los reformadores fue José Patiño.
El conflicto de fondo, sin embargo, residía en la reivindicación del Patronato Universal —es decir, extender a todos los dominios de la Monarquía de Felipe V el patronato regio que ya detentaba sobre Granada, Canarias y Las Indias—, propuesta impulsada por el nuevo equipo regalista encabezado por el recién nombrado Gobernador del Consejo de Castilla, el obispo de Málaga Gaspar de Molina y Oviedo, y por el nuevo embajador en Roma, el cardenal Acquaviva, y que contaban con el apoyo de José Patiño el principal ministro del rey.
Así mismo nombró a la «Real Junta de Gobierno» que iba a suplantar a la Generalidad de Cataluña; la junta la presidía el intendente del ejército José Patiño Rosales y la formaban destacados butifleros: José de Marimón, Rafael Cortada, José Alós —padre del capitán Alós—, Francisco Ametller y Gregorio Matas.
Una vez allí y reunidos los consellers segundo, tercero, cuarto y quinto el intendente del ejército José Patiño les leyó el decreto de abolición del Consejo de Ciento de Barcelona, ordenando que se sellaran sus archivos y arcas de depósito.
Acto seguido el Consejo de Castilla empezó las deliberaciones y requirió al intendente del ejército en Cataluña José Patiño y al jurista Francisco Ametller y Perer —destacado butiflero—, que presentaran sendos informes para aconsejarles.
La escuela de guitarristas que creó los rasgos fundamentales de la guitarra flamenca, la encontramos en el periodo que va desde mediados del siglo XIX hasta los principios del XX. José Patiño González “Patiño” (Cádiz 1829-1902), fue el primer guitarrista del que existe una actuación documentada como solista.
Para la campaña de Mallorca e Ibiza (Menorca, había quedado bajo soberanía británica según lo estipulado en el artículo 11 del Tratado de Utrecht), el Intendente General de la Marina José Patiño tuvo que organizar una flota con escasez de efectivos y pertrechos, por lo que recurrió al flete de embarcaciones privadas, catalanas pero también francesas y genovesas.
El motivo del gran levantamiento no fue otro que el cobro de las quincenadas —un impuesto de guerra— que había ordenado el intendente del ejército borbónico José Patiño y Rosales al recibir éste órdenes del ministro Juan Orry de recaudar a cualquier precio impuestos en Cataluña para evitar la inminente bancarrota que amenazaba las arcas de Felipe V.
33 Al igual que su padre y hermano, apoyó a Felipe V durante la Guerra de Sucesión, al término de la cual sirvió en la Administración del Rey: fue nombrado relator de la superintendencia de José Patiño en 1714, Alcalde mayor del Corregimiento de Barcelona en 1718, y corregidor perpetuo en 1720.
La razón era que el intendente del ejército borbónico José Patiño Rosales había recibido órdenes de la corte de Madrid de cobrar a cualquier precio impuestos en Cataluña para evitar la inminente bancarrota que amenazaba las arcas de Felipe V, lo que de producirse le imposibilitaría continuar la guerra en Cataluña.