José María de Pereda

Pereda, José María de

 
(1833-1906) Novelista español, n. en Polanco (Santander). Su obra destaca en la pintura de paisajes, escenas y retratos, y lo fundamental de su producción lo constituyen las novelas regionales (siempre santanderinas) y los cuadros de costumbres. La inicia con colecciones de cortos relatos costumbristas: Escenas montañesas (1864), Tipos y paisajes (1871), Bocetos al temple (1876), Tipos trashumantes (1877). Más tarde escribió una serie de novelas de tesis en las que defiende constantemente la vida tradicional: El buey suelto (1877), D. Gonzalo González de la Gonzalera (1878), El sabor de la tierruca (1882), Sotileza (1885) y Peñas arriba (1895).
Ejemplos ?
José María de Pereda y Sánchez Porrúa (Polanco, 6 de febrero de 1833 – Santander, 1 de marzo de 1906) fue un novelista español del periodo realista.
Dicha generación la integran: Pedro Antonio de Alarcón, José María de Pereda, Benito Pérez Galdós, Juan Valera, Leopoldo Alas Clarín, Emilia Pardo Bazán y Armando Palacio Valdés.
En 1906, el 29 de abril, pronuncia el discurso necrológico en honor del novelista José María de Pereda, fallecido el 1 de marzo y al que considera modelo del realismo de inspiración católica y del regionalismo moderado.
de Tello, 1888. Nubes de estío, Madrid, Imprenta y Fundición de Manuel Tello, 1891, (Obras completas de José María de Pereda, 14).
Para ser un buen arriero, Madrid, Rodríguez Serra, 1900, (Biblioteca Mignon, 11). La puchera, Madrid, Imprenta y Fundición de Manuel Tello, 1889, (Obras completas de José María de Pereda, 11).
Como ejemplo, cabe destacar la frase pronunciada por el erudito cántabro Marcelino Menéndez Pelayo durante la inauguración del monumento a José María de Pereda en Santander el 23 de enero de 1911, cúando además de ensalzar al escritor montañés, habló del desconocimiento que se tenía del concepto de Cantabria fuera de la propia provincia, afirmando que los parajes descritos en las novelas de José María de Pereda "sonaron en lenguas de gentes para quienes era peregrino hasta el nombre de Cantabria.".
Prólogo de José María de Pereda Archivo:Manuela Ferrer Scarpetta y George Henry Isaacs.jpg Manuela Ferrer Scarpetta y George Henry Isaacs, los padres del poeta, con otro de sus hijos.
Asimismo ha evitado "cualquier sesgo partidista", y afirmó que le ha faltado apoyo en la edición de su obra, puesto que no ha recibido "ningún tipo de ayuda" a nivel institucional, ni siquiera en Cantabria puesto que la Guerra Civil sigue siendo un tema delicado. Hasta el año 2008 fue profesor en el I.E.S. José María de Pereda, ubicado en la capital cántabra, Santander.
1824: José María Marroquí, médico e historiador mexicano (f. 1898). 1830: Daniel Oliver, botánico británico (f. 1916). 1833: José María de Pereda, escritor español (f. 1906). 1833: J. E.
Entre los opositores es encuentran Pedro Antonio de Alarcón y José María de Pereda, los cuales llegaron a calificarlo de «inmoral».
Marzas: Los marceros o marzantes (como los denominaba José María de Pereda en sus Escenas Montañesas) son cuadrillas de mozos de un pueblo que recorren el último día de febrero las casas de sus vecinos y, si a la pregunta "¿Cantamos, o rezamos, o nos vamos?", los señores de la casa responden "Cantamos", se lanzan en cantos tradicionales a cambio de un aguinaldo o recompensa.
Entre los opositores se encuentran Pedro Antonio de Alarcón y José María de Pereda, los cuales llegaron a calificarlo de «inmoral».