José María de Heredia

Heredia, José María de

 
(1842-1905) Poeta francés de origen cubano. Fue representante del parnasianismo. Autor de Los trofeos (sonetos).
Ejemplos ?
En distintas subsecciones, se incluyen epígrafes y citas de distintos autores, tales como Lewis Carroll, Paul Éluard, Henri Michaux, Michel Leiris, José María de Heredia, Jean Tardieu, Raymond Queneau, Julio Verne, Gustave Flaubert, Italo Calvino, Laurence Sterne, Pierre Dac, Jonathan Swift, Jacques Roubaud o David Rousset.
Esta obra ha sido atribuida a los cubanos Félix Varela y José María de Heredia y al español Félix Mejía y hasta ha sido atribuida a un triunvirato de exiliados hispanoamericanos en el que Heredia habría redactado el texto original, el ecuatoriano Vicente Rocafuerte lo revisó y Varela lo entregó para su publicación.
En 1876 lo pinta Édouard Manet, el mismo año en que da a conocer su poema L'après-midi d'un faune. Por entonces frecuenta a los poetas parnasianos Leconte de Lisle y José María de Heredia.
Numerosos textos han puesto de relieve el tema del atletismo. El escritor José María de Heredia elogió al corredor en uno de sus poemas.
Catalina escribió o dictó un libro con sus memorias, que fueron publicadas bastante tiempo después (1894) en París por una traducción del poeta francés José María de Heredia con ilustraciones del artista español Daniel Urrabieta Vierge.
Figuraban allí poemas de Théophile Gautier, Leconte de Lisle, José María de Heredia, Théodore de Banville, Sully Prudhomme, Catulle Mendès y Albert Mérat, a los que se les agregaban nombres de otros poetas que la historia del arte no clasificaría como parnasianos, entre ellos Charles Baudelaire.
(Santiago de Cuba el 31 de diciembre de 1803; † Toluca (México) 7 de mayo de 1839) fue un poeta cubano, secretario de Antonio López de Santa Anna; diputado y ministro de audiencia en México y rector del Instituto Literario de Toluca. No se lo debe confundir con el poeta y traductor cubano José María de Heredia (1842-1905).
Uno de los eventos importantes fue el exilio de la clase que más o menos había iniciado una tradición cultural en la parte española de la isla hacia las otras posesiones de España. Así, por ejemplo, la familia de Domingo del Monte y del poeta José María de Heredia tuvieron que exiliarse en Cuba.
En el primer verso de su poema Les conquérants (del poemario Les Trophées) el poeta francés de origen cubano José María de Heredia (1842-1905) compara a los conquistadores españoles y sus viajes hacia América con un primer vuelo de jóvenes gerifaltes que abandonan su nido natal.
El poeta Manuel Acuña es posiblemente el máximo representante del romanticismo en México. Otros nombres que destacan son los cubanos José María de Heredia y Gertrudis Gómez de Avellaneda.
Formó tertulia en casa de Louis-Xavier de Ricard, adonde acudían Leconte de Lisle, François Coppée, Léon Dierx, José María de Heredia y Théodore de Banville.
Según Émile Faguet (en su estudio sobre la literatura del siglo XVIII, 1890), los verdaderos discípulos de Chénier fueron Leconte de Lisle y José María de Heredia.