José I Bonaparte

José I Bonaparte

 
(1768-1844) Rey de Nápoles en 1806-08 y de España en 1808-13. A lo largo de su reinado tuvo que enfrentarse con toda clase de obstáculos derivados de la guerra, que se prolongó hasta 1813, cuando tras la derrota de Vitoria se vio obligado a huir a Francia.
Ejemplos ?
En 1808 entra a colaborar con el rey José I Bonaparte como Director General de la Armada, consiguiendo que los navíos de Ferrol no fuesen llevados a Francia.
La economía, en general, fue mejorando en el siglo XVIII respecto de la depresión de la segunda mitad del siglo XVII, con una mayor productividad y un menor número de hambrunas y epidemias. 1808: Levantamiento del 2 de mayo en Madrid. 1808-1813: Reinado de José I Bonaparte. 1808-1810: Junta Suprema Central.
En principio aparecía en el óvalo de la derecha el retrato de José I Bonaparte, y en la composición la figura femenina que representa a Madrid no aparece claramente subordinada al rey, que está algo más al fondo.
Se ocupó también de amigos intelectuales, como Juan Antonio Llorente (hacia 1810-1812, Sao Paulo, Museo de Arte), que publicó una Historia crítica de la Inquisición española en París en 1818 por encargo de José I Bonaparte, quien le condecoró con la Real Orden de España —recién creada por este monarca— con la que aparece retratado en el óleo de Goya.
Correspondiente de la Academia de Berlín, fue elegido además académico de la Real de la Lengua en 1802 y de la Real de la Historia en 1804, ocupando en esta última institución el cargo de Anticuario. Su intervención como intérprete de José I Bonaparte provocó su clasificación como afrancesado y su expulsión de España.
Al igual que en la España "afrancesada" de la Monarquía de José I Bonaparte, en la España "patriota" (la que no reconocía las abdicaciones de Bayona y que por tanto seguía considerando como su rey legítimo a Fernando VII) también proliferaron las logias masónicas, así como los periódicos antimasónicos, como el El Sol de Cádiz (1812-1813) en el que se decía que " se ha derramado por toda España una casta de hombres perniciosos, que no desean otra cosa que la subversión del Estado y aniquilamiento de la Religión ".
Menos frecuente, aunque posible, es el uso del término para referirse a los apoyos de José I Bonaparte, que en España se llamaron afrancesados.
En 1809 José Bonaparte lo nombró Caballero Gran Banda de la Orden Real de España, máximo rango de la máxima condecoración que podía lucir un afrancesado. Murió en Sevilla en 1810 siendo ministro de Finanzas con José I Bonaparte.
El escudo aprobado oficialmente cuenta con la siguiente descripción: Existió una casa, donde parece durmió José I Bonaparte en su retirada de la pérdida de Bailén.
Dos años más tarde, cuando recobró la libertad, volvió a ocupar altos cargos durante los reinados de Carlos IV y José I Bonaparte.Desde agosto de 1808 ejerció como Superintendente General de la Real Hacienda.
La independencia no se inició a partir de rebeliones indigenistas, como la promovida por Túpac Amaru (1781); sino que el desencadenante del proceso fue el cautiverio de Fernando VII al inicio de la Guerra de Independencia Española (1808). Napoleón Bonaparte envió emisarios a América para exigir el reconocimiento de su hermano José I Bonaparte como rey de España.
Las desamortizaciones liberales del siglo XIX seguirán el planteamiento de la "desamortización de Godoy" y no el de las medidas de Carlos III. José I Bonaparte decretó el 18 de agosto de 1809 la supresión de «todas las Órdenes regulares, monacales, mendicantes y clericales» (sic), cuyos bienes pasarían automáticamente a propiedad de la nación.