José Gutiérrez Solana

Gutiérrez Solana, José

 
(1886-1945) Pintor y escritor español. El carácter sombrío de sus composiciones -conseguido sobre la base de colores oscuros y sucios- (El entierro de la sardina, Carnaval en la aldea, Las coristas, Los desheredados, etc.), le relacionan con el «esperpentismo» cultivado por algunos escritores de la generación del 98. Obras literarias: Madrid: escenas y costumbres (1913 y 1918) y Madrid callejero (1923), entre otras.

Solana, José Gutiérrez

 
V. Gutiérrez Solana, José.
Ejemplos ?
En su pintura, de carácter onírico, trágico y sombrío, admirada por Gregorio Marañón y Vázquez Díaz, conviven en personal armonía los estilos de El Greco, Goya, José Gutiérrez Solana y Van Gogh, ofreciendo una visión expresionista, esperpéntica y crítica de la España franquista.
Sin embargo, fue practicado por diversos artistas aislados, destacando la figura de José Gutiérrez Solana: su pintura reflejó una visión subjetiva, pesimista y degradada de España, similar a la de la Generación del 98.
Aparece en un cuadro de José Gutiérrez Solana un conjunto de tertulianos en el Café Pombo a comienzos del siglo XX, sobre la mesa aparece una botella de litro de la marca mahou, indicando por el número de vasos que se repartía de la botella, e incluso se mezclaba con limonadas y otras bebidas frías.
Son dos autores sobre todo, José Gutiérrez Solana (La España negra), también pintor, y Ramón María del Valle-Inclán (por su novela de dictadores Tirano Banderas o la trilogía El ruedo ibérico).
En ese lustro el errante y temible tertuliano Ramón María del Valle Inclán tuvo allí su cenáculo rodeado de personajes como José Martínez Ruiz «Azorín», los pintores José Gutiérrez Solana, Santiago Rusiñol y Julio Romero de Torres, los hermanos Pío y Ricardo Baroja y el dibujante Rafael de Penagos, entre otros muchos.
El nuevo periodo se caracteriza por vincular su pintura al movimiento místico y realista del Arte Expresionista, teniendo como modelos figurativos las Pinturas Negras de Francisco de Goya y los personajes de la obra de José Gutiérrez Solana.
En estos años, sin abandonar sus trabajos en la universidad y en la pinacoteca, desarrolló una actividad incesante, realizando continuos viajes por Europa y América a la vez que iniciaba la preparación del catálogo de la obra de Velázquez y sacaba adelante otros estudios variados, como los dedicados a Goya y a José Gutiérrez Solana, entendidos como expresionistas, y se encargaba de la edición de la revista Pantheon.
Entre sus paredes se alojaron, entre otros, la viuda de Gustavo Adolfo Bécquer, Casta Esteban, o el pintor José Gutiérrez Solana.
En la obra de Humareda, los críticos han querido encontrar felices semejanzas con las imágenes plasmadas en sus lienzos y grabados por el eterno Francisco Goya o con los del atormentado José Gutiérrez Solana, recordando a los españoles; con los del belga James Ensor o con las del lituano-parisién Chaim Soutine; y aún con los de algunos notables expresionistas alemanes; pero para nosotros es y seguirá siendo, sencilla e inconfundiblemente, la obra personalísima y consagratoria del peruano Víctor Humareda.
En 1947 regresó a la Escuela Central de Ingenieros Industriales de Madrid. Continuó frecuentando la amistad de, entre otros, Ramón Gómez de la Serna o el pintor José Gutiérrez Solana.
Ha publicado estudios sobre la novela naturalista, Leopoldo Alas (Clarín), Miguel de Unamuno, Antonio Machado, el Simbolismo en España, la influencia de Arthur Schopenhauer en la literatura española, la novela corta, Darío de Regoyos, José Gutiérrez Solana, Óscar Esplá, Ramón Pérez de Ayala, Gabriel Miró, Miguel Hernández y Azorín, del que ha coordinado sus Obras escogidas en tres volúmenes (1998).
En el museo hay una sala dedicada especialmente a pintores nacidos en España, como son: Santiago Rusiñol José Guiteras Soto José Benlliure Gil José Gutiérrez Solana Joaquin Tudela Juan Francés José García Tortosa "El Vernia" José Estruch Martínez Rafael Perales Tortosa Vicente Santaolaria, entre otros.