José Bergamín

Bergamín, José

 
(1895-1983) Escritor español. Republicano, tras la Guerra Civil se exilió. En 1959 regresó a España, pero en 1964 fue desterrado. Su primera obra, El cohete y la estrella (1923), es una colección de aforismos. Ha cultivado la poesía: Rimas y sonetos rezagados (1962), La claridad desierta (1973), el teatro La niña guerrillera (1945), y la crítica de arte. Publicó obras de ensayo, entre ellas De una España peregrina (1972) y Pensamientos perdidos, páginas de la guerra y del destierro (1976).
Ejemplos ?
Valdivieso es uno de los artistas mas representados en la obra publicada por la Fundación Autor, en 2006, "La palabra más tuya", un trabajo recopilatorio realizado por el musicólogo Fernando González Lucini, que en una colección de 13 Cds rinde homenaje a los cincuenta años de la Canción de autor en España y a los grandes Poetas de lengua hispana, recogiendo una gran parte de canciones cuya letra fue escrita como poema por: Antonio Machado, Miguel Hernández, Blas de Otero, Gabriel Celaya, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Pablo Neruda, José Agustín Goytisolo, Jaime Gil de Biedma, Ángel González, Nicolás Guillén, José Martí, Mario Benedetti, León Felipe, Juan Ramón Jiménez, Carlos Álvarez, Jesús López Pacheco, Luis Cernuda, José Bergamín...
López Pacheco, Luis Cernuda y José Bergamín", de la colección "La palabra más tuya"(CD, Fundación Autor, 2006) Las canciones de Esteban Valdivieso incluidas en esta obra son las siguientes: Yo voy soñando caminos (A.Machado) interpretada por Carlos Cano.
En compañía de Nicolás Guillén, Hughes llegó a España en agosto de 1937 y tras una corta estancia en Barcelona y Valencia, llegaron a Madrid donde fueron instalados en la sede de la Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura, que dirigía José Bergamín y de la que era secretario Rafael Alberti.
Hijo de Francisco Bergamín García —conocido ministro de la Restauración como miembro del Partido Liberal-Conservador— y de Rosario Gutiérrez López —católica fervorosa—, tuvo 12 hermanos entre los que figura el escritor José Bergamín.
Luis Alberto Sánchez, recordando esos días, escribió: y Sin embargo, el aludido comentario que en su momento hizo Sánchez fue, más que de halago, de “incomprensión”: El mismo Vallejo comentó al respecto, en carta enviada a Orrego y citada por su amigo José Carlos Mariátegui: El libro, pues, permaneció en el olvido durante varios años hasta que en 1930 fue publicado en España, con prólogo de José Bergamín y un poema-salutación de Gerardo Diego, lo que marcó el inicio de su revalorización en el mundo de las letras hispanas (Madrid, Compañía Ibero-Americana de Publicaciones, 206 págs.
Compilará una antología de oradores decimonónicos españoles y entre sus ensayos destacan El alma Garibay, publicado en Renuevos de Cruz y Raya de José Bergamín y El Genio Cómico.
No se le procesa, pero el régimen quiere que le sirva de amenaza y se asuste, algo que Espina ya sabía. Frecuentó la tertulia del Café Lyon, a la que acudían a veces sus amigos Francisco Ayala y José Bergamín.
En ese contexto, colaboró en revistas como Mediodía, Isla, Los Cuatro Vientos, El Gallo Crisis, Caballo Verde para la Poesía, que dirigía Pablo Neruda, o Cruz y Raya de José Bergamín...; años después lo haría también en publicaciones de posguerra como Escorial, Garcilaso, Ínsula, Arbor, Papeles de Son Armadans, etc.
Está por valorar monográficamente la crítica literaria de diversos autores importantes y dispares que cruzan el medio siglo, como José Bergamín y Gerardo Diego, y sobre todo de las generaciones posteriores, así Emilio Orozco Díaz, Joaquín Casalduero, Carlos Clavería, Alonso Zamora Vicente, Mariano Baquero Goyanes, Carlos Bousoño o José María Valverde.
Auden y Stephen Spender, de Inglaterra; Malcom Cowley, John Dos Passos y Ernest Hemingway, de Estados Unidos; Alejo Carpentier, Nicolás Guillén y Juan Marinello, de Cuba; César Vallejo, de Perú; González Tuñón, de Argentina; Vicente Huidobro y Pablo Neruda, de Chile; José Bergamín, Antonio Machado y Rafael Alberti, de España; y de parte de México la delegación de la LEAR: José Chávez Morado y Fernando Gamboa -quienes montarían la exposición Cien años de Grabados Políticos Mexicanos -, José Mancisidor, Juan de la Cabada, Silvestre Revueltas -quien a su regreso a México realizaría el Homenaje a García Lorca- y la pedagoga Ma.
Otras influencias posibles pueden ser Angélica de Azorín y El divino impaciente de José María Pemán, y en cuanto a la concepción Mangas y capirotes de José Bergamín.
uién te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras es una obra teatral de Miguel Hernández escrita en 1933, y publicada al año siguiente en la revista Cruz y Raya que dirigía José Bergamín.