Joló

Joló

 
Isla del SO de Filipinas, en el archipiélago de Sulu; 1 600 km2 y 360 588 h. Cap., la c. homónima (52 429 h).
Ejemplos ?
En 1851 embarcó en la Villa de Bilbao y se dirigió a Filipinas, donde embarcado en el bergantín Ligero tomó parte en la "jornada de Joló".
Las proas eran muy veloces, y los piratas se aprovechaban de los buques mercantes que navegaban por aguas poco profundas y en calma a su paso por el mar de Joló.
Apenas tuvo noticia de que los moros del Sultanato de Joló habían insultado el Pabellón español, toma disposiciones para darlos un ejemplar y justo castigo.
Destruyó varias poblaciones y fortificaciones de la isla de Balanguingui, entre la isla de Basilán y Joló, y capturó 130 prisioneros en 1848.
Durante la Ocupación estadounidense de Filipinas fue creada la provincia del Moro (1903-1914) que ocupaba los actuales territorios de Zamboanga, Lanao, Cotabato, Davao y Joló.
Port-Breton: colonia libre de Oceanía S.l. s.n. 1881 Memoria sobre Filipinas y Joló, redactada en 1863 y 1864 por el excmo. señor d.
Francisco Cañamaque Madrid, Liberia de Simón, 1883. Îles Philiphines: La province de L'Espagne et la question de Bornéo et de Joló: interpellation de M.
Estas regiones a su vez están divididas en 25 provincias El grupo de islas comprende el archipiélago de Sulu al sudoeste, cuyas islas principales son Basilán, Joló y Tawi-Tawi, además de otras islas periféricas en otras áreas como Camiguín, Dinagat, Siargao, Samal y las islas Sarangani.
Aunque la isla de Mindanao formaba parte del Imperio español en Asia y Oceanía (1520-1898) no fue hasta 1577 cuando comienza la lucha con los moros malayos motivada por la necesidad de oponerse a las expediciones piráticas que asolaban los pueblos de Filipinas, castigando sus desmanes y tropelías, sin que, durante muchos años, se pensase en tomar posesión de la isla, ni tampoco del archipiélago de Joló.
os piratas moros, también conocidos como piratas del Joló, fueron unos bandoleros musulmanes del sur de las Filipinas que participaron en frecuentes actos de piratería, principalmente contra los españoles, a partir de finales del siglo XVI.
Aunque logra aniquilar lo que quedaba de las plazas fuerte de los moros en las islas de Balanguingui y Tonquil (Tongkil), fracasa en su ataque a Joló.
A causa de las continuas luchas entre España y el pueblo moro, el área del mar de Joló y sus alrededores se convirtieron un refugio de piratas, que no se consiguió eliminar hasta principios del siglo XX.