John Franklin

Franklin, John

 
(1786-1847) Marino británico. Explorador del Ártico. En 1819-22 y 1825-27 exploró por tierra las regiones del N de Canadá.
Ejemplos ?
Fue triste descubrir que el Dr. Kane era masón y también lo era Sir John Franklin. Pero es más cruel aún suponer que esa era la razón por la cual uno fue en busca del otro.
En la primera mitad del siglo XIX, algunos de los tramos por los que discurre el paso del Noroeste (al norte del estrecho de Bering) fueron estudiados en profundidad tanto por mar —expediciones de John Ross, William Edward Parry y James Clark Ross— como por tierra —expediciones lideradas por John Franklin, George Back, Peter Warren Dease, Thomas Simpson y John Rae—.
En 1845, el explorador británico Sir John Franklin, al mando de una nueva expedición de búsqueda del Paso del Noroeste, con los barcos HMS Erebus y HMS Terror, eligió el puerto protegido de isla Beechey para su primer campamento de invierno.
Desde 1999, isla Beechey forma parte del entonces creado territorio autónomo canadiense de Nunavut.: John Franklin: William Edward Parry: Frederick William Beechey
De todas las que emprendieron la búsqueda la más trágica sin duda fue la de sir John Franklin, llevada a cabo en 1845, de la que no regresaría nadie.
Lincolnshire tiene varias grandes figuras relacionadas con él, en particular Científico Sir Isaac Newton Explorador del Ártico Sir John Franklin Poeta Alfred Lord Tennyson Fundador de la Metodista movimiento Charles Wesley.
La costa continental, el borde meridional del golfo, fue reconocida desde tierra por John Franklin en sus dos expediciones de reconocimiento en 1819-22 y 1824-26, acompañado por George Back y John Richardson (un naturalista).
Capitaneó al HMS Enterprise, acompañado del HMS Investigador, en la primera expedición en busca de la expedición perdida de Franklin (en búsqueda de John Franklin, desaparecido en el archipiélago ártico canadiense en 1845).
Su vida cambio cuando fue ascendido a 2º teniente y asignado al Enterprise, al mando de Sir James Clark Ross en la primera de las expediciones de búsqueda de Sir John Franklin.
En esa expedición, en mayo de 1859, encontró el único registro oficial de la Expedición del Paso del Noroeste de John Franklin (1845-48) y también hizo uso de los perros.
Los primeros métodos de elaboración usaban soldaduras tóxicas de plomo para el sellado de las latas, lo que tuvo desastrosas consecuencias para la expedición de John Franklin al océano Ártico en 1845..
Una serie de exploradores polares en busca del Paso del Noroeste navegaron a través de las aguas del estrecho, como John Franklin y Roald Amundsen.