Jerónimo Gracián

Gracián, Jerónimo

 
(1545-1614) Carmelita español. Fue discípulo de santa Teresa y autor del Dilucidario del verdadero espíritu.
Ejemplos ?
Este hecho tuvo su repercusión al volver de nuevo a La Peñuela, relegado de Oficio, esperando ser embarcado para México. Igual suerte corrió el Padre Jerónimo Gracián.
Pasada la Semana Santa llegó a Beas, el Padre Jerónimo Gracián, Fue en Beas donde se conocieron y aquí la Santa le guardó obediencia.
La primera salida de Salamanca es en 1575 a Beas de Segura. Allí conocerá en abril de ese año al P. Jerónimo Gracián, que por entonces era Visitador en Andalucía.
Fray Jerónimo Gracián de la Madre de Dios: Mystica Teología, colegida de lo que escribió San Buenaventura del verdadero camino del Cielo, con un Itinerario de la perfección (1608).
También la han confundido con María de San José (de Ávila), hermana de Julián de Ávila, pero que no salió de Ávila; y otros con María de San José (Gracián) hermana del P. Jerónimo Gracián, profesa de Valladolid.
Otro, Jerónimo Gracián, influido por la madre, que era amiga de Santa Teresa de Jesús, tomó el nombre de Jerónimo de la Madre de Dios y profesó como carmelita descalzo, siendo famoso por sus dotes como predicador y escritor ascético.
Sus padres se llamaron según el libro conventual de Sevilla de 1583, Sebastián de Salazar y María de Torres, oriundos de Molina de Aragón, (Guadalajara), y según otro documento de 1581 de Malagón, (Ciudad Real), se llamaban Pedro de Velasco y María de Salazar, oriundos de Toledo. Lo curioso es que ambos documentos los escribió el P. Jerónimo Gracián.
Se identifican en los medallones a Felipe II, Alfonso Mª de Ligorio, Benedicto XIV, San Bartolomé apóstol, León XIII, Juan de Palafox, Santo Domingo, Pablo V, San Ignacio de Loyola, Gregorio XV, Fray Francisco del Niño Jesús, Benedicto XIII, Jerónimo Gracián, Clemente X, y las imágenes de San Vicente Ferrer (situado en la parte más trasera de la bóveda que cubre el coro), San Francisco de Borja, San Luís Beltrán, y San Pedro de Alcántara.
Su labor fue muy fructífera: reconstruyó la catedral desmoronada años antes, fundó un seminario según los dictados del Concilio de Trento, trajo a los Jesuitas a la diócesis y mantuvo buenas relaciones con sus amigos carmelitas de manera que, al aprovechar el paso accidental del padre Jerónimo Gracián –que había sido director espiritual de Santa Teresa– por Sicilia, fundara un convento de Carmelitas del que le hizo cabeza.
Miguel de la Fuente (Valdelaguna, Madrid, 2 de marzo de 1573- † Toledo 27 de noviembre de 1625) Según Menéndez Pelayo es uno de los cuatro místicos carmelitanos principales junto a San Juan de la Cruz, Santa Teresa, y Fray Jerónimo Gracián.
Hay en él algunas firmas del Padre Fray Jerónimo Gracián y otra de San Juan de la Cruz, más una oración por éste escrita que dice así: Jesús, María, Joseph, Sanctissima María, virgen de vírgenes, sagrario de la sanctissima trinidad, espejo de los ángeles, refugio seguro de los pecadores, apiádate de nuestros trabajos, recibe con clemencias nuestros suspiros y aplaca la ira de tu hijo Sanctissimo...
24 de febrero de 1575: Se funda el Convento, nombra priora a Ana de Jesús y da el hábito a Catalina y María con los nombres de Catalina de Jesús y María de Jesús. 24 de abril de 1575: Llega a Beas el P. Jerónimo Gracián.