Jean de La Bruyère

La Bruyère, Jean de

 
(1645-96) Literato francés. Su obra se basa en los vicios y defectos humanos. Autor de Los caracteres de Teofrasto (1688).
Ejemplos ?
El retrato (o el autorretrato) puede aparecer en forma de una escena fija divagadora que ocupa un corto espacio de tiempo, como se ve en los Caractères de Jean de La Bruyère, o construirse en momentos de divagación sucesivos que se extienden a lo largo de toda la obra, como ocurre en Le Sopha de Crébillon hijo.
El relato se inicia con la siguiente cita del moralista francés Jean de la Bruyère: "Ce grand malheur, de ne pouvoir être seul", tomada de su obra Caractères.
Otros géneros cultivados fueron: el burlesco (Paul Scarron), la elocuencia (Jacques-Bénigne Bossuet), la novela psicológica (Madame de La Fayette), la novela didáctica (François Fénelon), la prosa satírica (Jean de La Bruyère, François de la Rochefoucauld), la literatura epistolar (Jean-Louis Guez de Balzac, la Marquesa de Sévigné), la religiosa (Blaise Pascal), la novela fantástica (Cyrano de Bergerac) y el cuento de hadas (Charles Perrault).
En efecto, contrariamente a la sátira, las orientaciones de los libelos no eran modélicas, a la manera de lo expresado en Les Caractères de Jean de La Bruyère, sino que se dirigían a personas o instituciones precisas y concretas.
Los inquisidores le aconsejan en la cámara de tormento que diga la verdad: Las críticas al uso de la tortura se remontan a Quintiliano y a San Agustín y en los siglos XVI y XVII fueron formuladas por pensadores y escritores como Luis Vives, Montaigne, Jean de la Bruyère o Pierre Bayle, y también por algunos juristas, pero la mayoría de estos últimos, aunque admitían sus "defectos", la consideraban un medio «eficacísimo» para «descubrir los delinquentes y saber lo cierto de sus delitos», como escribió el jurista castellano Quevedo y Hoyos en 1632.
Jean de La Bruyère (París, 16 de agosto de 1645 – Versalles, 10 de mayo de 1696) fue un escritor y moralista francés. La Bruyère se hizo célebre con una sola obra: Les Caracteres ou les Moeurs de ce siècle (1688).
Su tatarabuelo paterno, Jean de La Bruyère, farmacéutico de la calle Saint-Denis, y su bisabuelo, Mathias de La Bruyère, lugarteniente civil de la prefectura y vizconde de París, tuvieron en el siglo XVI gran preponderancia en la Santa Liga de París.
Vladimir Jankélévitch, La música y lo inefable, Barcelona, Alpha Decay, 2005. Jean de La Bruyère, Los caracteres, o Las costumbres de este siglo, Barcelona, Edhasa, 2004.
Tres años antes del fin del siglo XVII, el por cierto serio y laborioso escritor Charles Perrault, que entonces contaba con sesenta y nueve años, y que se oponía a Jean de La Fontaine, a Nicolas Boileau, y a Jean de La Bruyère, en la llamada Querella de los antiguos y los modernos, impulsó la aparición de la primera edición de su recopilación de cuentos, usando el nombre de su tercer hijo, Pierre Darmancour.
Entre los "antiguos", además de los ya citados, se contaban Jean Racine, Jean de La Fontaine y Jean de La Bruyère; con los "modernos" se alinearon sobre todo Bernard Le Bovier de Fontenelle, secretario de la Academia de Ciencias de París, y Jean Desmarets de Saint-Sorlin.
Margarita de Angulema (1848) de la serie de Reinas de Francia y mujeres ilustres del Jardin de Luxemburgo en París. Jean de La Bruyère, estatua de piedra en la fachada del cour Napoleón Louvre, París Nicolas de La Brousse, conde de Vertillac, mariscal de campo y armas del Rey (muerto en 1693): Nicolas de La Brousse, comte de Vertillac, maréchal des camps et armées du Roi (mort en 1693).
También realizó en este periodo la estatua del escritor y moralista Jean de La Bruyère, que adorna la fachada del Cour Napoleón del Palacio del Louvre.