Jean Ranc

Ranc, Jean

 
(m. 1735) Pintor retratista francés. Trabajó en España en calidad de pintor de cámara de Felipe V. Autor del Retrato ecuestre de Felipe V.
Ejemplos ?
Jean Ranc (Montpellier, 28 de enero de 1674 - Madrid, 1 de julio de 1735) fue un retratista barroco francés, que sirvió en la corte de Luis XV de Francia y de Felipe V de España.
En el lugar que ocupaba dicho edificio se construyó el actual Palacio Real de Madrid. Jean Ranc murió seis meses después del incendio, sumido en una fuerte depresión.
Durante el Rococó el retrato grupal siguió desarrollándose principalmente con los pintores de cámara en la representación de las familias reales lo cual constituía un medio de difusión y propaganda política. Artistas de esta corriente fueron Jean Ranc, Nicolas de Largillière y Jean Nocret, pintores de Luis XIV de Francia.
Archivo:Isabel de Parma.jpg Isabel de Farnesio (1692–1766) por Jean Ranc Formó la colección de Murillo, compró las esculturas de Cristina de Suecia y hasta 351 de sus pinturas ingresaron en el Prado.
Durante los cinco años que la corte de Felipe V permaneció en Sevilla, el llamado lustro Real de 1729 a 1733, Lorente trató amistosamente con Jean Ranc, pintor de cámara, cuya influencia se advierte en sus retratos.
Retratistas de los Borbones españoles, como Jean Ranc, Louis-Michel van Loo y Michel-Ange Houasse, así como de los franceses (Hyacinthe Rigaud y Antoine-François Callet) tienen presencia junto a maestros rococós como Watteau y Boucher.
El fuego, que pudo tener su origen en un aposento del pintor de Corte Jean Ranc, se propagó rápidamente, sin que pudiera ser controlado en ningún momento.
Sin embargo, es Vertumno y Pomona de Jean Ranc, un cuadro de estilo Neoclásico, el que más a menudo se ha citado como antecedente del Quitasol.
Como pintor de la Corte de Felipe V, colaboró con otros artistas que estaban al servicio de la misma como Louis-Michel van Loo y su protector, Jean Ranc, quien alguna vez se refirió a él como «D.
Por otra parte, el francés Jean Ranc fue pintor de la corte de Felipe V, pero antes de ir a España realizó Vertumno y Pomona (Musée Fabre de Montpellier), que Goya debió de haber conocido a través de una estampa.
El despacho del Rey estuvo presidido por un retrato de Carlos III en su edad adulta, y aunque fue sustituido por un retrato del infante Felipe de Parma de niño realizado por Jean Ranc, desde que Felipe VI reina vuelve a estar presidido por el de Carlos III.
Descritos estos por Sánchez Cantón como «dos lienzos barrocos, impregnados de esencias de la escuela madrileña» y buen ejemplo de cómo esta «mantenía sus bríos después de mediar el reinado de Felipe V», los lienzos definitivos, a juzgar por el único conservado, se ajustaron fielmente al espíritu barroco de los originales, pero en contacto con Jean Ranc y Louis Michel van Loo, con los que colaboró, como luego con Mengs, Calleja fue capaz de asimilar también las nuevas corrientes importadas de Francia como se pone de manifiesto en buena parte de su obra.