Iván

Iván (Ivan)

 
Nombre de varios monarcas de Rusia.
Iván I Kalita (1304?-41) Principe de Moscú en 1328-41 y de Vladimir en 1331-41. Convirtió Moscú en el centro de toda Rusia
Iván III, el Grande (1440-1505) Gran príncipe de Rusia en 1462-1505. Se le considera fundador del Imperio ruso. Luchó contra los tártaros y ejerció el dominio sobre Ucrania. En cuanto a su política interior, estableció el orden de sucesión en línea directa, organizó los prikazes o cancillerías, mejoró la percepción de los impuestos, publicó un nuevo Código, estableció la tortura y creó un sistema de aduanas muy productivo.
Iván IV, el Terrible (1530-84) Zar de Rusia en 1547-84. Tomo firmemente las riendas del poder con la creación del Consejo Privado o Racha (1549), formado por diversas fuerzas feudales, temerosas de los levantamientos campesinos y partidarias de la consolidación de la servidumbre y de la creación de un aparato estatal fuerte. Ensanchó su Imperio de manera considerable: conquistó los estados tártaros del Volga, hizo reconocer su autoridad por los cosacos del Don y ocupó Siberia hasta más allá del Irtisch.
Iván V (1666-96) Zar de Rusia en 1682-89. Su naturaleza enfermiza le hizo incapaz de reinar.
Iván VI (1740-64) Zar de Rusia en 1740-41, sobrino de la emperatriz Ana Ivanovna. Cuando tenía tan solo unos meses fue proclamado emperador.
Traducciones

Iván

Ivan
Ejemplos ?
Voceros de las FARC-EP: ;Raúl Reyes, Joaquín Gómez, Simón Trinidad, Andrés París y Carlos Antonio Lozada. Comandantes: ;Jorge Briceño e Iván Ríos
El criado fue a llevar la respuesta, y volvió diciendo tímidamente: – Iván Stepánovich me manda decir que se lo ruega muy encarecidamente.
Impresionado por esta idea, y resentido desde tiempo atrás con el galán, Iván trató de sonsacarle más a su hermana Proscovia, y las respuestas con que ésta intentó desviarlo del tema sólo sirvieron para aumentar sus sospechas.
Con todas las medidas cautelares necesarias, Iván logró hacer llegar al príncipe una carta anónima cuyo contenido, fuere cual fuese, bastó para que el potentado hirviera de furia y disgusto.
Pronto Proscovia dio con Iván y éste prometió de buena gana por razones personales- hacer todo lo que estuviera en sus manos para librarlas de tan comprometedora carga.
La satisfacción de la princesa, al verse tan fácilmente liberada de las consecuencias de su imprudencia, anuló de inmediato todo sentimiento de pena por la pérdida del amante; la desaparición de Petróvich se explicó por su supuesta huida a consecuencia de ciertas deudas de juego que no podía pagar, y por temor de que ello llegara a oídos del gobernador, como por cierto parecía ser, según quedó confirmado por la investigación que se llevó a cabo. Iván pensó entonces en la importancia del secreto que poseía y en la forma de hacerlo valer.
Así, una noche se presentó audazmente ante la puerta de los aposentos de la princesa Vávara y exigió a su hermana que lo llevara a presencia de la hermosa y joven ama. He de consignar que este Iván, como muchos campesinos rusos criados en servidumbre, era lúbrico y cruel en alto grado.
Sr. Iván Bába; el Ministro Adjunto de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Su Alteza el Príncipe Torki bin Mohammed Al-Kaber; el Ministro Adjunto de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia, Excmo.
En consecuencia, Iván no rechazó el puñado de billetes de veinte rublos que la bella jovencita puso en la palma de su mano musculosa, y aceptó la invitación a beber de su propia petaca de plata llena de coñac.
El barbero Iván Yákovlevich, domiciliado en la Avenida Voznesenski (su apellido no ha llegado hasta nosotros y ni siquiera figura en el rótulo de la barbería, donde sólo aparece un caballero con la cara enjabonada y el aviso de «También se hacen sangrías»), el barbero Iván Yákovlevich se despertó bastante temprano y notó que olía a pan caliente.
Iván Turguéniev UN SUEÑO (Son, 1876) I YO vivía entonces con mi madre en una pequeña ciudad del litoral. Había cumplido diecisiete años y mi madre no llegaba a los treinta y cinco: se había casado muy joven.
IV Un criado anunció la presencia de cierto Iván Stepánovich, que resultó ser un fabricante y comerciante moscovita de mucho fuste.