Itzamná

Itzamná

 
mit. Dios supremo del panteón maya.
Ejemplos ?
Thompson, en la que el nombre de Itzamná está compuesto por las partículas itzam lagarto y naah casa (formando así el compuesto casa del lagarto).
Las fachadas de los edificios en general muestran una profusa decoración en el más puro estilo Chenes, a base de grandes y pequeños bloques de piedra perfectamente acomodados para formar emotivas máscaras del dios Itzamná, cuyas amenazantes fauces abiertas anuncian la entrada de los edificios que seguramente albergaron templos, cámaras y aposentos sacerdotales.
Tradicionalmente a Itzamná se le considera hijo de Hunab Ku, Dios único, y entre las atribuciones que se le dan está el ser deidad de la medicina y de la agricultura, además de ser "El señor de los cielos, de la noche y del día".
Cuenta con una fachada dividida en tres partes, de las cuales, la central consiste en un enorme mascarón integral de Itzamná: sus ojos con estrabismo y el entrecejo se aprecian en la parte superior del vano de entrada, las enormes orejeras a los lados y, a manera de acceso, las fauces abiertas del Monstruo de la Tierra, cuya quijada inferior está conformada por una pequeña plataforma con colmillos en los extremos.
En relación a esto, Domingo Martínez Parédez en su libro Hunab Ku, Síntesis del pensamiento filosófico maya, dice: Itzamná (también llamado Zamná): Su nombre significa "casa de iguanas", y era el señor del "rocío o sustancia del cielo", dios creador y supremo entre los mayas yucatecos.
Los dioses principales o más conocidos son, Kukulkán en el Período Posclásico, Chac, Itzamná, Ah Muken Kab (el dios descendente), y trece dioses del mundo superior (Oxlahun Ti K'u) y nueve del inframundo (Bolon Ti K'u).
La asociación entre Itzamná y Chaac es muy estrecha, ya que ambos simbolizan la lluvia, pero quizá mientras Chaac encarna al agua misma, Itzamná representa la energía vital que la genera.
Ix Chebel Ya'ax: Esposa de Itzamná, diosa patrona de la pintura y el bordado. Se le representaba con una serpiente enroscada en la cabeza y un rollo de algodón.
Ix Chebel Ya'ax acompaña a Itzamná y como él, también arroja agua sobre la tierra. Kukulcán: representaba al dios viento, llamado también serpiente emplumada, traída del Altiplano central por putunes itzáes y toltecas.
Zamná, también llamado en su faceta deificada Itzamná, fue en un principio un gran sacerdote maya llegado con los chanes de Bacalar (después llamados itzáes) para fundar y establecerse en Chichén Itzá, hacia el año 525 d.
Las Casas afirma que un dios todopoderoso llamado Itzamná, hijo del dios creador del mundo, se casó con una diosa llamada Ixchel procreando trece hijos con ella, de los cuales dos actuaron como dioses creadores.
Del mismo modo, también Q'uq'umatz tenía un origen compuesto, que combinaba los atributos del Quetzalcóatl mexicano con aspectos de Itzamná del periodo Clásico.