Ejemplos ?
Gabino Gaínza, Antonio García Redondo, Francisco de Paula Vilches, Mariano Gálvez, José Matías Delgado, Miguel Larreynaga, Tomás O`Horán, Serapio Sánchez, José Francisco Córdova, Santiago Milla, José Antonio Larrave, Mariano de Aycinena, Antonio Rivera Cabezas, Isidoro del Valle y Castriciones, Pedro Molina, Francisco Barrundia, Pedro de Arroyave, Mariano Beltranena, Angel María Candina, José Mariano Calderón, Manuel Antonio Molina, José Domingo Diéguez, Secretario y Lorenzo Romaña, Secretario.
Renegados de Herodoto, de Hesíodo, de Apolodoro, de Ovidio, de Isidoro de Sevilla, de Alfonso X, el sabio; hasta de César Cantú, de Will Durant, de Veit Valentin, de Jacques Pirenne, de Walter Goetz y muchos otros profundos investigadores de nuestro pasado.
Usted dirá acaso que al hilvanar esta carta he llevado le- chuzas á Atenas, ó aguas al mar, hablándole de teorías que usted se tiene por sabidas, y tanto, que las ha llevado á la práctica, como lo prueban sus interesantes libros; y lo mismo dirá mi bondadoso y viejo amigo Isidoro De María, autor de las Tradiciones Uruguayas en las que la llaneza del estilo y lo conceptuoso de la frase, armonizan sin esfuerzo.
Florecía por el año de 500; fué escritor poeta, como dicen Tritemio y San Isidoro, y le dan el título de Obispo: sus escritos son cinco libros.
El capitán don Francisco González de la Peña graduado de teniente coronel aunque no tenía destino fijo por ser comandante de las guerrillas, que se hallaban incorporadas en la línea de defensa ha estado conmigo en todos los puntos atacados, y el vicario de este ejército doctor don Mariano de la Torre y Vera y los capellanes de él sin embargo del vivo fuego se han mantenido en los reductos como los cirujanos don Isidoro Alvarez y don Jaime Coll.
Estos cuidaron de recoger las obras más provechosas que sus predecesores habían escrito y de propagarlas después de haberlas asimilado y aumentado de su propia cosecha, como hicieron sobre todo Isidoro de Sevilla, Beda y Alcuino; o bien de glosar los manuscritos sagrados, como Valfrido, Estrabón y Anselmo de Luán; o de proveer con procedimientos nuevos a la conservación de los mismos, como hicieron Pedro Damián y Lanfranco.
El Pelirrojo permaneció, grave y circunspecto, sin abrir los labios, como era en él casi sistema, y sólo cuando Isidoro hubo colocado delante de él los nuevos cortados de aguardiente, dignóse preguntar, con voz campanuda, al recién llegado: -Qué, ¿cerraste por fin el trato con el de Osuna?
Mariano Astaburuaga - Marcelino Cañas - Feliciano Letelier - Nicolás Matorras - Isidoro Errázuriz - José Maria Tocornal - Anselmo de la Cruz - José Maria Guzmán - Ignacio Valdés - Antonio José de Irisarri, Regidor secretario.
Terencio Varron; á Séneca; á Arnobio adversus Gentes; á Minucio Félix; á Juan Casiano; á Tertuliano; á S. Isidoro en sus Etimologías; á Vitrubio; á Nonio Marcelo; á J.
El problema de orden jurídico que él entraña, no lo ven ni comprenden en toda su extensión ni Augusto Orrego Luco, ni Balmaceda ni Mac-Iver y apenas si lo vislumbra Isidoro Errázuriz.
A esa orden respondió el Coronel Larraya excusándose del cumplimiento de la misma porque su Cuerpo carecía de efectivos suficientes. Ese fue sólo el principio. Al día siguiente, en efecto, (transcribo a D. Isidoro de María-Anales T. 4º P.
Podría ser el testimonio de Isidoro Suárez, el granadero de Junín, quien al terminar la guerra felicitaba a Lavalleja “ por la paz honrosa habida entre el Imperio del Brasil y el Estado Oriental ”.