Ejemplos ?
Comentarios sobre los oradores áticos (Περι των Αττικων Ρητορων), en el cual únicamente trata de Lisias, Iseo, Isócrates y Dinarco.
Carmen González Marín 1993, En la penumbra de Cuaresma. Carmen Gómez Ojea 1994, No temerás. Juana Castro 1995, La canción de Iseo. María del Mar Alférez 1996, El silencio de la sirena.
Mattia Gavazzi, nacido el 14 de junio de 1983 en Iseo, en la provincia de Brescia, en Lombardía, es un ciclista italiano. Mattia Gavazzi nació en una familia de ciclistas.
Regresó a Cuba y durante 1546–1555 fue vecino y teniente gobernador de La Habana. Iseo Velázquez de Cuéllar, sobrina del gobernador, estaba en Cuba en 1519 junto a su marido Baltasar Bermúdez, pasando después a México.
9 20 de abril de 2008: Reunión de las comunas de Bidogno, Corticiasca y Lugaggia con la comuna de Capriasca. 10 20 de abril de 2008: Reunión de la comuna de Iseo con la comuna de Bioggio.
Algunos pasos de montaña (Mont Cenis, Simplon, Brennero) facilitan la comunicación con las regiones vecinas. La región prealpina presenta largos y profundos valles, con numerosos lagos: Garda (370 km²), Mayor, Como, Iseo.
Tres de ellos los tuvo Pedro con Iseo de León, moza hidalga, hija de Luis de León el viejo, gobernador de Lanzarote, y de Elvira Pérez su mujer, que vinieron a poblar esta isla con Inés Peraza.
ya sea que lo hubieran sido antes o que fueran descendientes de antiguos trierarcas, Los cargos de liturgos se transmitían frecuentemente de padres a hijos, como se señala en varios discursos de Iseo: Sobre la sucesión de Nicóstrato 27, Sobre la sucesión de Diceógenes 41, Sobre la sucesión de Apolodoro 35-40 tradición que implicaba una relativa estabilidad del grupo de trierarcas.
Fragmentos de Plauto. Los discursos de Iseo de Atenas, De hereditate Cleonymi. Los últimos nueve libros de Antiquities, de Dionisio de Halicarnaso, y otros trabajos de este autor.
Como Solón estableció que cada persona debía defenderse en persona ante un tribunal, llegaron a crearse los llamados logógrafos, unos artesanos que se dedicaban a confeccionar discursos para quienes no sabían hacerlos a cambio de estipendio: autores como Antifonte, Lisias, que destacó por su naturalidad y aticismo, Iseo, famoso por su habilidad en la argumentación, y el más famoso de todos ellos, Isócrates, fueron logógrafos.
De seguro estaba bien familiarizado con las historias caballerescas de su época; en Clarián de Landanís hallamos mencionados a Lanzarote del Lago, a la reina Ginebra, a Tristán de Leonís y a la reina Iseo, y es muy posible que hubiera leído el Amadís de Gaula, aunque no cita el nombre de éste al enumerar los grandes caballeros de la antigüedad.
En 1928, formó parte de la junta del patronato del "Instituto para alumnos superdotados de extracción humilde" que, en 1931 pasó a denominarse "Instituto de Selección Escolar Obrera" (ISEO).