Iscariote

Iscariote

 
bib. Sobrenombre de Judas, el que vendió a Cristo.
Ejemplos ?
"Si yo no tengo la culpa." "¡Ah!, canalla... canalla..." "No me importa... y seré hermoso como Judas Iscariote. Toda la vida llevaré una pena...
Decíame: "Porque si hago eso destruiré la vida del hombre más noble que he conocido. "Si hago eso me condeno para siempre. "Y estaré solo, y seré como Judas Iscariote. "Toda la vida llevaré una pena.
Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, apodado Zelote, 16. Judas, hermano de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.
El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ame, será amado de mi Padre; y yo le amaré y me manifestaré a él.» 22. Le dice Judas - no el Iscariote -: «Señor, ¿qué pasa para que te vayas a manifestar a nosotros y no al mundo?» 23.
2. Durante la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle, 3.
Le responde Jesús: «Es aquel a quien dé el bocado que voy a mojar.» Y, mojando el bocado, le toma y se lo da a Judas, hijo de Simón Iscariote.
Informe secreto de la revelación que Jeshua hizo a Judas Iscariote durante una semana y tres días antes de la Pascua. Cuando Jeshua vino al mundo material hizo milagros y muchas maravillas por la salvación de la humanidad en la que algunos caminaban hacia la plenitud y otros hacia la deficiencia.
Pero sus espíritus no pudieron estar delante de El, excepto Judas Iscariote quién sí podía estar delante de El pero no mirarlo a los ojos por lo que volvió la cara.
Murieron peleando contra un extranjero que pretendió llevarles un Rey que, por apéndice, era Borbón y absoluto, y lo mismo hubieran hecho contra cualquiera que hubiese derribado los templos del Crucificado para levantar en sus escombros mezquitas a Mahoma o sinagogas a Judas Iscariote, o hubiese hecho público alarde de renegar de la religión de sus abuelos, pretendiendo establecer, como una ley del Estado, el concubinato .
3. Pero Satanás entró en Judas, por sobrenombre Iscariote, que era uno de los Doce, 4. y fue a tratar con los jefes de los sacerdotes y con los jefes de la policía del Templo sobre el modo de entregarles a Jesús.
Yo os aseguro: dondequiera que se proclame la Buena Nueva, en el mundo entero, se hablará también de lo que ésta ha hecho para memoria suya. 10. Entonces, Judas Iscariote, uno de los Doce, se fue donde los sumos sacerdotes para entregárselo. 11.
Esto hacía barruntar al susodicho mi compadre que con el alma del cartulario sucedió lo mismo que con la de judas Iscariote; lo cual, pues viene a cuento y la ocasión es calva, he de apuntar aquí someramente y a guisa de conclusión.