Ejemplos ?
Pareciera que la esquizofrenia de los mestizos poderosos que la detentan, decretara dedalmente la destrucción de sus conflictos bastardos de antigualla avergonzada, para sentirse libre de creídos pasados afrentosos y como nuevos de inmaculada virginidad, reconstruír aristocracias fallidas y culeras con carteles de progreso, a pesar de seculares tradiciones cósmicas.
Polvo puro la memoria me acorrala en pilares de odio y rabia sin blancura y el esperma megalítico que bala me colapsa en su rugido de basura. 8 La vida es una pinche mentira inmaculada, diseño de una química embustera.
García Gutiérrez I Niño de blondos cabellos, süaves como la sonrisa del querub, que para jugar con ellos descienda mansa la brisa del azul. Tienes la faz agraciada brilla en tu frente preciosa el candor, y tu boca inmaculada húmeda es, cual de la rosa el botón.
Gran movimiento de los criados para tomarle el bastón, el sombrero de innumerables reflejos y el gabán de ricas pieles, que, al separarse de sus hombros, dejó al descubierto la pechera de inmaculada nitidez, la gardenia de una solapa, todo el uniforme negro y blanco, discreto y brillante, de un gentleman que viene de comer.
Anda Aguirre, Alfonso. Actas del Cabildo Colonial de la Ciudad de la Inmaculada Concepción de Loja 1547 - 1812. Año 1995 Publicaciones del Archivo Municipal de Historia de Quito.
, legislador, no escribió nada; ni un papiro dejó, ni un pergamino: quedó tras Él su espíritu divino, su fe con su memoria inmaculada.
Salió acompañándome y juntos atravesamos las calles de la ciudad leal, arca santa de la Causa. Había nevado, y al abrigo de las casas sombrías quedaba una estela inmaculada.
No era probable que escapara a ello una beldad mimada, halagada y querida como la princesa Vávara, pero lo cierto es que el príncipe, su padre, nada sabía de tales calumnias, y para él era suficiente pensar que su hija -la heredera de una docena de propiedades y cien mil siervos- era inmaculada par nécessité, si no por elección.
Iban bajo el cincel apareciendo los contornos suaves de la cabeza hermosa de una virgen modesta y candorosa: en cuya casta frente, en cuyos labios que orla dulcemente sonrisa cariñosa, en cuyos ojos que a la tierra inclina con modesta mirada, revelándose va la faz divina, no como él débil escultor quisiera de su hermosa y perdida Valentina, sino la faz modesta y venerada de la Madre de Dios inmaculada.
Un cortejo formado por sabios ancianos, TLAMATINIME, TEOPIXQUES, los dedicados a no olvidar nuestra gratitud para la energía creadora, vestidos como la noche y de largas y limpias cabelleras, escoltaban a la virgen inmaculada, llegada de un pueblo muy lejano con el fin de dedicarse a la meditación creadora en la casa de la meditación: TEOCALLI.
Ella siempre se dedicó a seguir la sublime voz del TEOTL-IPALNEMOHUANI, la energía creadora por la cual existimos. Y si por un descuido murió ahogada en el lago, su inmaculada blancura nunca logró ser manchada por el lodo.
El PaterNoster y el Ave Maria glossado a la Inmaculada Concepcion de la Virgen Maria Nueftra Señora, concebida fin mancha de pecado original” (El Padre Nuestro y el Ave María glosado a la Inmaculada Concepción de la Virgen María Nuestra Señora, concebida sin mancha de pecado original).