Hugo Obermaier

Obermaier, Hugo

 
(1877-1946) Prehistoriador y paleontólogo alemán. Obras: El hombre prehistórico (1932) y La cueva de Altamira en Santillana del Mar (1935), entre otras.
Ejemplos ?
Catapultado por la obra del alemán Hugo Obermaier (Impresiones de un viaje prehistórico por Galicia), Cuevillas acometió la compleja tarea de desenvolver el campo de la arqueología en Galicia con el objetivo de reconstruir y estudiar una parte del tiempo que hasta aquel momento había sido olvidada.
Desde bien pronto, quedaron ligados a la institución nombres como Lluís Pericot García, Mariano Jornet Perales, Gonzalo Viñes Masip, Salvador Espí Martí, etc. Igualmente, la colaboración de figuras internacionales como por ejemplo Hugo Obermaier o P.
Estas investigaciones atraen a diferentes arqueólogos extranjeros que son recibidos e invitados a su casa, así se puede destacar la presencia de Hugo Obermaier, Henri Breuil, P.
Faber & Faber, Nueva York. Clive Cowley, Journey into Namibia Basil Davidson (1963), Old Africa Rediscovered. Hugo Obermaier, Herbert Kühn: Buschmannkunst.
Fueron encontrados en la campaña de 1911, parte de la excavación de 1910 a 1914 dirigida por Hugo Obermaier y con colaboraciones tan importantes como la de Henri Breuil, aunque luego fueron trasladados a Francia para su estudio y permanecieron inéditos, todos menos uno, hasta su publicación por Almagro Basch en 1976.
La difusión internacional de los trabajos en Torralba fue debida, por un lado, a la comunicación que presentó el propio Marqués de Cerralbo en el congreso internacional de Prehistoria que se celebró en Ginebra en 1912, a la que acompañó con una muestra de sus descubrimientos, y, por otro lado, al libro del paleontólogo alemán Hugo Obermaier, El hombre fósil —obra de referencia durante el primer tercio del siglo XX—, en la que describe los hallazgos de Torralba, publicado originalmente en español en 1916, con una segunda edición ampliada en 1925 que se tradujo al inglés.
Se abre a la vertiente sureste de las últimas estribaciones de Sierra Harana, una de las más meridionales dentro del dominio subbético, a 1.217 metros sobre el nivel del mar y dista de la localidad de Darro 2,5 kilómetros, accediéndose a ella por la carretera general número 324. El yacimiento de Cueva Horá fue documentado por el insigne hispanista Hugo Obermaier, quien lo visitó en 1916.
El Conde de la Vega del Sella realizó el estudio del descubrimiento y publicó en 1918 un trabajo sobre los hallazgos del lugar en colaboración con Hugo Obermaier.
La cueva ha tenido varios periodos de excavación arqueológica, después de las primeras realizadas por el propio Sautuola, dirigidas por importantes científicos en sus respectivas épocas, tales como: Joaquín González Echegaray, Hugo Obermaier, Hermilio Alcalde del Río.
La cueva fue descubierta para la ciencia y estudiada a principios del siglo XX, principalmente por los sacerdotes arqueólogos Jesús Carballo García y Lorenzo Sierra y Hugo Obermaier.
La noticia de su hallazgo atrajo a los grandes estudiosos del momento, el abate Henri Breuil, que era conocido como el padre de la prehistoria y uno de los pioneros en el estudio del arte Paleolítico, Hugo Obermaier y Joan Cabré, descubridor del primer friso con arte levantino en 1903.
Formado en la Universidad de Barcelona con Pedro Bosch Gimpera, como su maestro principal, realiza en Madrid (1918-1919) los cursos de Doctorado, que le ponen en contacto con don Manuel Gómez-Moreno y todo el grupo de historiadores y arqueólogos del Centro de Estudios Históricos (Elías Tormo, Francisco Javier Sánchez Cantón, Cayetano de Mergelina y Luna, Juan Cabré, Emilio Camps Cazorla...) En Madrid, también recibe las enseñanzas de Hugo Obermaier, más afín al grupo de Bosch, en cuanto a su formación germánica y su concepción ultrapirenaica de la Historia, frente al acérrimo hispanismo de Gómez-Moreno.