Hohenlohe

Hohenlohe

 
Noble familia alemana, de Franconia. Son miembros destacados: Friedrich Ludwig (1746-1818) y Chlowig Karl Viktor (1819-1901).
Ejemplos ?
Historia: Los dos símbolos representan las estructuras territoriales del siglo XIX. Los leopardos de los príncipes de Hohenlohe y la rueda de los príncipes obispos de Mainz.
Kehrer Offset GmbH, Freiburg 2001 Gertrud Schubert, Roland Schweizer: Hohenlohe – Landschaft, Menschen und Kultur. Lott: Der Kocher von der Quelle bis zur Mündung.
En Baviera, Prusia y Wurtemberg los Príncipes de Hohenlohe tenían derechos hereditarios para sentarse en la Cámara Alta del Parlamento.
Hasta la Revolución alemana de 1918-19 los Príncipes de Hohenlohe, como otras familias mediatizadas, mantuvieron importantes privilegios políticos.
Hohenlohe es el nombre de una dinastía principesca alemana descendiente de una noble familia francona que disponía de inmediación imperial que pertenecía a la alta nobleza alemana (Hoher Adel).
El Acta de la Confederación del Rin privó a los Príncipes de Hohenlohe de su inmediación imperial, pero no confiscó sus posesiones.
El último príncipe soberano, Enrique XXVII, Príncipe Soberano de Reuss, Conde y Señor de Plauen, Señor de Greiz, Lobenstein, Schleiz, Gera y Kranichfeld, regente del principado de la línea mayor, contrajo matrimonio con la princesa Elisa de Hohenlohe-Langenburg, hija del príncipe Germán de Hohenlohe-Langenburg y de la princesa Leopoldina de Baden, nieta de los Grandes Duques soberanos de Baden.
El arquitecto Noldi Schreck, el cual participó en el diseño y construcción de Beverly Hills, fue visitado en 1966 por el príncipe Alfonso de Hohenlohe, para pedirle que hiciera el Beach Club del Hotel Marbella Club.
Alejandra Luisa Olga Victoria (Coburgo, 1.9.1878 - Schwäbisch-Hall, 16.4.1942), casada con el príncipe Ernesto de Hohenlohe-Langenburg.
En 1825 la Asamblea/Dieta de la Confederación Germánica reconoció el predicado de "Alteza Serenísima" (Durchlaucht) para los jefes de las líneas de Hohenlohe.
En 1806 los Príncipes de Hohenlohe perdieron su independencia y sus territorios pasaron a formar parte de los reinos de Baviera y Wurtemberg por el Acta de la Confederación del Rin (12 de julio de 1806).
Antes del amanecer, el conde Hohenlohe llegó a las puertas de Breda con la caballería neerlandesa y tras él Mauricio de Nassau al frente del grueso del ejército neerlandés; Felipe de Nassau, Justino de Nassau, el conde Solms, Pieter van der Does y Francis Vere estaban entre ellos.