Hernando de Acuña

Búsquedas relacionadas con Hernando de Acuña: Gutierre de Cetina

Acuña, Hernando de

 
(1520-80) Militar y poeta español. Tradujo en verso castellano a Ovidio.
Ejemplos ?
« Una grey y un pastor sólo en el suelo un monarca, un imperio y una espada », cantaba Hernando de Acuña, el poeta de Carlos » V.
La reseña más completa de sus publicaciones se encuentra reflejada por Pilar Martínez en el libro de homenaje Hernando de Acuña, Varias poesías (como editora, 1954) Habla y vida de España (junto a Luisa Yravedra, 1958) Teatro español del siglo XVIII (como editora) (1969) Iniciación a la historia de la Literatura española (1978) Azorín, Doña Inés.
De familia noble venida a menos procedente de Burgos, el poeta lucentino fue discípulo del humanista Juan de Vilches en Antequera y después marchó a estudiar a Granada, donde frecuentó la tertulia de Alonso de Granada Venegas y conoció en persona a los poetas Hernando de Acuña, Diego Hurtado de Mendoza, Pedro de Padilla y Gregorio Silvestre, además de Gaspar de Baeza, Juan Latino y Gonzalo Mateo de Berrío.
Esta tradición se compone tanto de la lírica tradicional, oral y popular (villancicos, canciones de amor...) y la lírica no-escrita que transmitía el romancero, como la lírica culta (de autores como Juan de Mena o el Marqués de Santillana) y la lírica cortesana de raíz trovadoresca recogida en los cancioneros, el más famoso de los cuales fue el de Hernando de Acuña.:Esta poesía tradicional está ligada al empleo del verso corto, especialmente el octosílabo.
Un nuevo códice gongorino, Universidad de Salamanca, 1982. Hernando de Acuña y la teoría poética renacentista Ediciones Istmo 1983 Bibliography of publications on the Comedia, Los Angeles: Bulletin of the Comediantes, 1976.
Se difunde por toda Europa, apareciendo en el inglés Geffrey Whitney (cuya fuente es Alciato), en el español Hernando de Acuña y en los franceses Rabelais y Montaigne (un capítulo completo de sus Essais).
Una serie de poetas siguieron los pasos formando la Escuela Petrarquista cuyos representantes más importantes son: Hernando de Acuña: Autor de bellos sonetos.
En Granada asistió a las tertulias literarias que se mantenían en la casa de Alonso de Granada Venegas, llamada palacio de Cetti Mariem en homenaje a su mujer, y mantuvo relación con destacados literatos: Hernando de Acuña, Diego Hurtado de Mendoza, Juan Latino, Luis Barahona de Soto, Pedro de Padilla, Gaspar de Baeza y Jorge de Montemayor, de origen portugués como él y muy afín por sus inclinaciones musicales y sus relaciones con la nobleza.
Por ello, y a pesar de su importancia estratégica, los españoles decidieron demoler sus fortificaciones y evacuarla, tarea realizada por Hernando de Acuña.
Inmediatamente comenzó a emerger una pléyade de poetas (entre los que cabe citar a Gutierre de Cetina, Diego Hurtado de Mendoza, posible autor del Lazarillo de Tormes (1554), o Hernando de Acuña) que emularon el camino que había tomado Garcilaso, el llamado «príncipe de los poetas españoles».
También tradujo la Arcadia de Jacopo Sannazaro y en 1555 escribió una versión de El caballero determinado (Le chevalier deliberé), de Olivier de la Marche, a partir de una traducción en quintillas de Hernando de Acuña, lo que motivó una invectiva de este último contra la versión del aragonés basada en la falsilla de la «Oda ad florem Gnidi» o «Canción V» de Garcilaso de la Vega, que comenzaba «De vuestra torpe lira/ ofende tanto el son que en un momento/ mueve al discreto a ira...» y que llevaba por título: «A un buen caballero, y mal poeta, la lira de Garcilaso contrahecha».
Antonio de Borbón, padre de Enrique IV de Francia. Ñuflo de Chaves, conquistador y explorador español. Hernando de Acuña, poeta español.