Heinrich Schliemann

Schliemann, Heinrich

 
(1822-90) Arqueólogo y helenista alemán. Schliemann realizó excavaciones en Troya (1871-79), Micenas (1876), Ítaca (1878), Orcómeno (1881-82) y Tirinto (1884-85). Obras: Ítaca, el Peloponeso y Troya (1869), Antigüedades troyanas (1874), etc.
Ejemplos ?
La descripción de la copa de la que bebieron ambos guerreros es la siguiente: Heinrich Schliemann excavó Micenas entre 1874 y 1876 y entre los objetos hallados en el llamado Círculo de tumbas A se encontraba una copa de oro con algunas características similares a la descrita en la Ilíada, como la decoración de dos palomas de oro, por eso la llamó copa de Néstor.
Hueck Allen, Susan. Finding the Walls of Troy – Frank Calvert and Heinrich Schliemann at Hisarlik. Berkeley: University of California Press, 1999.
Fue un contribuidor esencial para el descubrimiento de la antigua ciudad de Troya protagonizado por Heinrich Schliemann, que se quedaría con el mérito del trabajo realizado por el inglés.
En 1831, el oficial británico Thomas Gordon fue la primera persona en identificar el sitio y condujo algunas excavaciones inconexas (1836). Heinrich Schliemann, investigó brevemente el sitio en 1874, antes que la arqueología moderna, bajo los auspicios del Archaeological Institute of America, escogiese el Hereo argivo durante su primera campaña de excavaciones en Grecia, bajo la dirección de Charles Waldstein.
Estaba convencido de que allí se emplazaba la antigua ciudad de Troya. Tras la guerra de Crimea, confió sus opiniones a Heinrich Schliemann.
Donó su colección de objetos arqueológicos (con algunas de las mejores muestras de arte minoico existentes fuera de Creta) al Museo Ashmolean de Oxford, del que había sido nombrado Mantenedor unos años antes, en 1884, cuando visitó en Atenas al célebre arqueólogo alemán Heinrich Schliemann, cuyos trabajos le sirvieron de inspiración.
Esta civilización fue descubierta a finales del siglo XIX por Heinrich Schliemann quien hizo excavaciones en Micenas (1874) y Tirinto (1886).
A la caída del imperio otomano marchan los arqueólogos a buscar nuevos tesoros. Heinrich Schliemann, un coleccionista, desentierra Troya y se lleva el llamado Tesoro de Príamo sin permiso.
El arqueólogo Heinrich Schliemann admitía que Homero fue un poeta épico y no un historiador, y que pudo exagerar el conflicto en aras de la libertad poética, pero no que lo inventara.
Por muchísimos años, siguiendo un sueño juvenil, se ha dedicado a la búsqueda del tesoro que Heinrich Schliemann había encontrado en Troya en 1873 y que oficialmente los alemanes daban por destruido en el gran bombardeo del Zoológico de Berlín en 1945.
Tras siglos de olvido, las ruinas de Troya fueron descubiertas en las excavaciones realizadas en 1871 por Heinrich Schliemann, tras unas prospecciones iniciales realizadas a partir de 1863 por Frank Calvert.
Tras una pequeña tentativa de excavación en el área realizada en 1863 por Frank Calvert, en la década de 1870 el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann excavó la colina de Hisarlik.