Hechos de los Apóstoles

Hechos de los Apóstoles

 
Traducciones

Hechos de los Apóstoles

Apostelgeschichte
Ejemplos ?
Nuestro objeto no es entrar aquí en discusiones teológicas. Solamente observamos que en los Hechos de los Apóstoles se dice: Cap.
No se crea decía Jurieu, que yo quiera disminuir la fuerza y la luz de los caracteres de la Escritura; pero me atrevo a afirmar que no hay uno que no pueda ser eludido por los profanos; no hay uno que forme una prueba a la que no se pueda responder alguna cosa; y considerados todos juntos, aunque tengan mas fuerza que separadamente para hacer una demostración moral, es decir, una prueba capaz de fundar una certeza que excluya toda duda; confieso que nada me parece mas opuesto a la razón, que decir, que estos caracteres son capaces por sí mismos de producir semejante certeza." No es pues admirable que los judíos y los primeros cristianos, que como se ve en los Hechos de los apóstoles, Cap.
Bien sabéis, venerables hermanos, que el propósito de esta Sociedad es divulgar lo más posible los Evangelios y los Hechos de los Apóstoles, de tal manera que ninguna familia carezca de ellos y todos se acostumbren a su diaria lectura y meditación.
Habia un ángel esterminador que combatia en favor de los Judios: el ángel de los viageros que conducia á Tobías: Miguel era el ángel particular de los Hebreos; y segun Daniel combatió al ángel de los Persas, y habló al ángel de los Griegos: en el libro de Zacarías, un ángel de un órden inferior da cuenta á Miguel del estado en que habia encontrado la tierra: cada nacion tenia su ángel: la version de los setenta dice en el Deutoronomio, que el Señor repartió las naciones segun el número de los ángeles: en los Hechos de los Apóstoles, habla san Pablo al ángel de la Macedonia.
En efecto, ni los Evangelistas ni los Hechos de los Apóstoles dicen que Jesu Cristo bajó á los infiernos: pero desde el siglo tercero estaba establecida la opinion de que Jesu Cristo habia descendido al Ades, al Tártaro; palabras que nosotros traducimos por los infiernos .
Los Hechos sinceros de Ruinart cuentan esas ignominias, pero ¿debemos dar el mismo crédito a los Hechos de Ruinart que a los Hechos de los Apóstoles?
A varios comentaristas les ha costado mucho trabajo conciliar los relatos de Moisés con los pasajes de jere­mías y de Amós y con el célebre discurso de san Esteban, transcrito en los Hechos de los Apóstoles.
Los Hechos de los Apóstoles nos cuentan que al ser acusado san Pablo por los judíos de querer destruir la ley mosaica por Jesu­cristo, Santiago propuso a san Pablo que se hiciera afeitar la cabeza y fuera a hacerse purificar en el templo con cuatro judíos «para que todo el mundo sepa que todo lo que dicen de voso­tros es falso y seguís observando la ley de Moisés».
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Hechos de los Apóstoles EL SEGVNDO LIBRO de S.
El libro de los Hechos de los Apóstoles cuenta que el apóstol Pablo, en su segundo viaje misionero fuera de Palestina, zarpó de Tróade a Samotracia y pasó una noche allí de camino a Macedonia.
El Apóstol se llamó a sí mismo Παῦλος (Paulos) en sus cartas escritas en griego koiné. Este nombre aparece también en la Segunda epístola de Pedro 3:15 y en los Hechos de los Apóstoles a partir de 13:9.
Dejando aparte las cartas de Pablo, ya mencionadas, se encuentran dichos atribuidos a Jesús en Hechos de los Apóstoles (20, 35); en la Epístola de Santiago y en la Primera epístola de Pedro.