Hércules


También se encuentra en: Sinónimos.

hércules

(De Hércules, personaje mitológico.)
s. m. Hombre de mucha fuerza y corpulencia.
NOTA: En plural: hércules

Hércules (Hercules)

 
mit. Nombre latino de Heracles.
Sinónimos

hércules

sustantivo masculino
Traducciones

Hércules

Ercole

Hércules

Hercules

Hércules

hercules

Hércules

Hercules

Hércules

Hercules

Hércules

هرقل

Hércules

Hercules

Hércules

Херкулес

Hércules

大力士

Hércules

大力士

Hércules

Hercules

Hércules

הרקולס

Hércules

ヘラクレス

Hércules

헤라클레스

Hércules

Hercules

Hércules

SM
1. (Mit) → Hercules
2. [de circo] → strong man
es un Hérculeshe's awfully strong
Ejemplos ?
Español, tengo á mengua cantar himnos á Hércules, á Leonidas, á Horacio Cocles y á Julio César, y abandonar en el polvo del olvido al Cid y á Don Pedro Ansurez, á Hernán Cortés y García de Paredes.
Desde el día 14 de noviembre es ostensible el vuelo continuo de aviones, de los llamados "Hércules", transportando hombres y pertrechos militares a las unidades comando en sus bases contrainsurgentes en la frontera con Guatemala.
Volvió á temer doña Luz Acusada doblemente, Y el pueblo volvió á gozar, Porque el pueblo goza siempre. Salió al combate don Bristes, Mozo de años veinte y nueve, De alma relajada y fiera Y esforzado como un Hércules.
También con la modernización de los aviones Hércules y la inauguración de la línea de producción junto con el Brasil de puertas para los aviones Hércules, la inauguración que hice por teleconferencia de la fábrica de explosivos Hachel.
Hombres de España poliforme, finos andaluces sonoros, amantes de zambras y toros, astures que entre peñascos, aprendisteis a amar la augusta Libertad, elásticos vascos como hechos de antiguas raíces, raza heroica, raza robusta, rudos brazos y altas cervices, hijos de Castilla la noble rica de hazañas ancestrales; firmes gallegos de roble; catalanes y levantinos que heredasteis los inmortales fuegos de hogares latinos; iberos de la península que las huellas del paso de Hércules visteis en el suelo natal: ¡he aquí la fragante campaña en donde crear otra España en la Argentina universal!
El hecho más trascendental de nuestra historia es el que se atribuye a Hércules, cuando vino y de un porrazo nos separó de Africa; y este hecho no está comprobado por documentos fehacientes.
Todos repitieron las palabras de Querefon. —¡Por Hércules! dije yo entonces, me habláis de un hombre irresistible, si por cima de todo esto posee una cosa muy pequeña.
Por lo que toca a Catón, te dije que no había para qué te congojases, porque ningún sabio puede recibir injuria ni afrenta; y que los dioses nos dieron a Catón por más cierto dechado de un varón sabio, que en los siglos pasados a Ulises o Hércules: porque a éstos llamaron sabios nuestros estoicos por haber sido invictos de los trabajos, despreciadores de los deleites, y vencedores de todos peligros.
¿No sabemos que los primeros descienden de Hércules, y los últimos de Aquemenes y que Hércules y Aquemenes descienden de Júpiter?
Pero resulta que las más recientes novedades traídas por el de los pies alados, Hermes, indicaban que ya de nada servían las hazañas de sus notables hijos e hijas; ni Hércules ni Aquiles ni Héctor ni Odiseo; es más, ni Homero que los engreídos historiadores daban también por inexistente, debía ser tomado en cuenta en las escuelas.
¿No te han dicho nunca las grandes ventajas que tienen en esto los reyes de Lacedemonia, cuyas mujeres son guardadas por los Éforos, para asegurarse, cuanto es posible, de que no darán a luz más que reyes de la raza de Hércules?
Eres caballero romano, es tu talento que te ha subido a este orden, pero, por Hércules, las catorce filas están cerradas para muchos (se refiee Séneca a las catorce filas de asientos reservados para los caballeros en el teatro); no a todos acepta el Senado; e i incluso la milicia escoge escrupulosamente los que ha de admitir a la fatiga y al peligro; el sentido común, en cambio, está abierto a todos; ante él todos somos nobles.