Guillermo

Guillermo (Wilhelm)

 
Nombre de varios emperadores de Alemania.
Guillermo Hohenzollern (1797-1888) Rey de Prusia en 1861-88 y emperador de Alemania en 1871-88. Hijo segundo de Federico Guillermo III.
Guillermo II Hohenzollern (1859-1941) Emperador de Alemania y rey de Prusia en 1888-1918. Desde su toma de posesión intentó dirigir la política alemana, interfiriendo con sus discursos y decretos las actividades de los ministros. El canciller Caprivi (1890-94) puso en práctica la política preconizada por el monarca con tratador comerciales que impulsaron la exportación de la industria alemana y mejoraron el nivel de vida de los trabajadores.

Guillermo (William)

 
Nombre de varios reyes de Inglaterra y Gran Bretaña.
Guillermo I, el Conquistador (1028-87) Rey de Inglaterra en 1066-87 y duque de Normandía en 1035-87. Hijo natural de Roberto I duque de Normandía. Emprendió la conquista de la Gran Bretaña por creerse heredero de Eduardo el Confesor. Derrotó al último rey de los anglosajones y se hizo proclamar rey de Inglaterra. Sustituyó a toda la alta aristocracia sajona por normandos.
Guillermo II, el Rojo (1060-1100) Rey de Inglaterra en 1087-1100, hijo de Guillermo I el Conquistador. Conquistó Normandía, heredada por su hermano Roberto, y con los bienes eclesiásticos financió sus batallas.
Guillermo III (1650-1702) Rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda en 1689-1702, hijo de Guillermo II de Orange y esposo de María, hija de Jacobo II de Inglaterra. Después de destronar a su suegro, se hizo proclamar rey.
Guillermo IV (1765-1837) Rey de Gran Bretaña, Irlanda y Hannover en 1830-37, tercer hijo de Jorge III. Sucedió a su hermano Jorge IV. A su muerte subió al trono su sobrina la reina Victoria.

Guillermo (Willem)

 
Nombre de varios reyes de los Países Bajos.
Guillermo I (1772-1843) Rey de los Países Bajos y gran duque de Luxemburgo en 1815-40. Intentó imponer el monopolio estatal de la enseñanza a fin de disminuir las influencias católica y francesa en sus territorios, lo que llevó a Bélgica a sublevarse en 1830. Fue obligado a aceptar un gobierno de régimen parlamentario, por lo que abdicó en su hijo Guillermo II.
Guillermo II (1792-1849) Rey de los Países Bajos y gran duque de Luxemburgo en 1840-49. Tomó parte en la Guerra de la Independencia española, como ayudante de campo de Wellington. Se vio obligado a aceptar una constitución liberal.
Guillermo III (1817-90) Rey de los Países Bajos y gran duque de Luxemburgo en 1849-90. Su reinado fue de carácter constitucional.
Guillermo Alejandro (n. 1967) Rey de los Países Bajos desde 2013, sucedió a su madre Beatriz I, que abdicó.

Guillermo (Guglielmo)

 
Nombre de varios reyes de Sicilia.
Guillermo I, el Malo (1120-66) Rey de Sicilia en 1154-66. Sucedió a su padre Roger II. Obligó al papa Adriano IV a firmar el Tratado de Benevento, que reconocía al rey todas las conquistas normandas.
Guillermo II, el Bueno (1153-89) Rey de Sicilia en 1166-89. Participó en los preparativos de la tercera Cruzada. En 1177 firmó una paz en Venecia con Federico I Barbarroja.
Guillermo III (m. 1198?) Rey de Sicilia en 1193, bajo la tutela de la reina Sibila, su madre. Fue destronado por el emperador Enrique VI.
Traducciones

Guillermo

Wilhelm

Guillermo

William

Guillermo

Guillaume

Guillermo

Guglielmo

Guillermo

SMWilliam
Ejemplos ?
Sus victorias y sus derrotas, sus aciertos y sus errores de “político”, todo, hasta su caída vertical y la opacidad de sus años de vejez y exilio, se explican por la consecuencia indeficiente que le mantuvo: loca testarudez, que diría Guillermo Ferrero, refiriéndose a Catón.
Y el maestro les contó el episodio de Guillermo Tell, que de un flechazo hubo de derribar una manzana colocada sobre la cabeza de su hijo; pero antes de disparar la flecha escondió otra en su pecho, destinada a atravesar el corazón del malvado Gessler.
«Guillermo el Conquistador, cuya causa era apoyada por el Papa, fue aceptado muy pronto por los ingleses, que necesitaban un jefe y estaban ha tiempo acostumbrados a usurpaciones y conquistas.
Y un mes más tarde se repetía exactamente la situación: yo de nuevo a los pies de Enid con la cabeza en sus rodillas, y ella queriendo evitarlo. —Te amo cada día más, Enid... —¡Guillermo! —Dime que algún día me querrás.
En fe de lo cual firmaron la presente en el día y lugar de la ceremonia a las cinco horas pasado el meridiano. Guillermo Black.- Barón de Teffé.- Froilán Plácido Morales.- Federico Rincón.- Manuel C.
Mas su sorpresa ante el frenético olvido de Enid, su ira y su venganza estaban vivas allí, encendiendo el rastro químico de Wyoming, moviéndose en sus ojos vivos, que acababan, por fin, de fijarse en los nuestros. Enid ahogó un grito y se abrazó desesperada a mí. —¡Guillermo! —Cállate, por favor...
La luz se apagó, se encendió y tornó a apagarse, sin que lograra reposarse una sola idea normal en el cerebro de Guillermo Grant, y sin que los dedos crispados de este hombre abandonaran un instante el gatillo.
Guillermo actuó al principio con moderación. Pero la insolencia de sus normandos...» ¿Cómo te sientes ahora, querida? continuó, dirigiéndose a Alicia.
Efectivamente, dudo que en el reino vegetal exista un monstruo más hermoso y repelente que esta flor histérica, y tan caprichosa, que la veréis bajo la forma de un andrajo gris permanecer muerta durante meses y meses en el fondo de una caja, hasta que un día, bruscamente, se despierta, se despereza y comienza a reflorecer, coloreándose con las tintas más vivas. Yo ignoraba todas estas particularidades de la flor, hasta que tropecé con Guillermo Emilio, precisamente en Madagascar.
Completamente empobrecido, y además mal mirado por la policía, Guillermo Emilio emigró a México, donde pretende que él fue el primero que descubrió la especie que conocemos bajo el nombre de "orquídea del azafrán".
Y entonces reflexioné en que, finalmente, el proceso estructural de mi desprestigio se oficializó en un discurso pontifical de Jesús Reyes Heroles, dicho el 15 de enero de 1983, con motivo del Segundo Informe de Gobierno del licenciado Guillermo Jiménez Morales, Gobernador del Estado de Puebla.
No sé qué incidentes tuvo con un nativo -los mejicanos son gente violenta-, que Guillermo Emilio desapareció de México con la misma presteza que anteriormente salió de Río Grande, después de Natal, luego de Bogotá y, finalmente, de Tampico.