Guillermina

Guillermina (Wilhelmina Helena Pauline María)

 
(1880-1962) Reina de los Países Bajos en 1890-1948. Hija de Guillermo III de Nassau.
Traducciones
Ejemplos ?
Aguilar Aguilar Constantino, a favor; Alarcón Trujillo Ernesto, a favor; Andrade Mora Rolando Eugenio, a favor; Apodaca Quiñónes Cirina, a favor; Arango de la Huerta Alberto Raúl, a favor; Arrieta Castillo Natalio Alejandro, a favor; Cadena Pérez Cuauhtémoc, a favor; Copete Zapot Yazmín de los Ángeles, a favor; Córdoba Morales Adán, a favor; Del Ángel Trejo Francisco Javier, a favor; Díaz Pedroza Miguel Ángel, a favor; Domínguez Ferráez Alonso, a favor; Esquivel Kuri Guillermina...
Hugo Pesantes V, Manuela Cañizares, Las Lomas, Julio L. Betancourt O, Floresta, Arcelia Guzmán Loaiza. José Gordillo C, Prof. Guillermina U. de García, Srta.
Al fin, al llegar a una plazoleta, de la que la niña prometió no salir, el caballero dijo a la dama: -Mientras la niña juguetea, bien podemos nosotros conversar un rato, haciendo grato paréntesis a la enojosa etiqueta de palacio. Guillermina, que era un tanto curiosa, se embelesó con los sucedidos que su compañero, con gracia y donaire, le fue explicando, y así entretenida pasó algún tiempo, hasta que recordando sus deberes, buscó con la vista a la princesa.
Ya muy tarde regresaron a palacio; con verdadera pena y con temor profundo refirieron los dos servidores a los príncipes lo ocurrido y los amantes padres, desesperados, locos, hicieron que se buscase a la niña por todo el principado, a pesar de que suponían que no podía estar lejos, e hicieron encerrar en estrecha prisión a Guillermina, a Federico, al cochero y al lacayo.
Ello fue que el tiempo pasó y nadie dio noticias de la princesita. Guillermina y los tres servidores seguían presos e incomunicados y los príncipes apenas salían de su palacio sufriendo amargos pesares para los que no hallaban consuelo.
MINISTRO PONENTE: JUAN N. SILVA MEZA. SECRETARIA: GUILLERMINA COUTIÑO MATA. México, Distrito Federal. Acuerdo del Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día nueve de julio de dos mil siete.
Entró en otra pieza en la que había, entre otros muebles, un armario, lo abrió y sacó de él una muñeca vestida de blanco. -Esta es la que me regaló Guillermina, mi aya -prosiguió.
Las niñas se volvieron a su pueblo, no castigándose a los padres por haberlo rogado así la princesa; Guillermina, Federico y los otros servidores fueron puestos en libertad; al bufón, que era de carácter triste, se le permitió que no hiciese reír más a nadie en palacio, pero que continuase en él, y el pescador y su familia obtuvieron grandes riquezas, porque la princesita los quiso siempre con ternura recordando lo que por ella habían hecho.
Lara (Coop. Tadao), Javier Soto (Puerto Jelí) Sin Nombre (Estero Medina) Guillermina U de García (H. La Esperanza), Antonio Ordóñez Bustamante (San Joaquín), Odalia Arauz (Cerro Azul), Rosa Arcaya Germán (La Quebrada), Sin Nombre (Barrio El Cisne Bella-vista), Amanda Segarra (Río Las Cañas), Prov.
Guillermina de los Países Bajos (en holandés: Wilhelmina Helena Pauline Maria van Oranje-Nassau; 31 de agosto de 1880 – 28 de noviembre de 1962) fue la reina gobernante de los Países Bajos desde 1890 (en realidad desde su mayoría de edad en 1898) hasta 1948 y Reina Madre con el título de Princesa de 1948 a 1962.
Tras la firma del Tratado de Versalles en 1919, el artículo 227 del mismo estipulaba la persecución legal contra Guillermo II «por haber cometido una ofensa suprema en contra de la moralidad internacional y la santidad de los tratados», pero la Reina Guillermina rehusó extraditarlo, a pesar de las apelaciones por parte de los Aliados.
Sin embargo, cuando Guillermina nació, el rey ya había sobrevivido a dos de ellos y sólo vivía el Príncipe Alejandro de Orange, que no tenía hijos.