Gonzalo

Búsquedas relacionadas con Gonzalo: Gonzalo de Berceo

Gonzalo

 
(m. 1037) Rey de Sobrarbe y Ribagorza en 1035-37, por testamento de su padre Sancho el Mayor de Navarra.
Ejemplos ?
La conquista de Perú se prepara en Panamá y Pizarro, si no es originario de América, por lo menos ha pasado buena parte de su vida allí; la del Paraguay, la del norte argentino se preparan en América; Buenos Aires es refundada por Garay, que vino de España teniendo 15 años y se hizo soldado aquí; la de Nueva Granada, preparada en Cartagena y Santa Marta, después de fundada Bogotá, por un abogado que se hizo conquistador: Gonzalo Giménez de Quesada...
Llegó de vuelta con Gonzalo Fernández a Saona, ciudad de la nobilísima república de Génova, que un tiempo fue puerto, el cual suplicó mejorándole aquel gran Senado, que, venciendo las dificultades de la naturaleza, ha fabricado un muelle con acogida de perfetísimo puerto.
Antes de la sublevación de Lope de Aguirre, ya había habido otros movimientos de protesta contra la Ordenanza de 1542. La de Gonzalo de Pizarro, que entre otras consecuencias trajo la muerte del Virrey Blasco Núñez de Vela.
Don Fernando Ponce de León, Juan Baupptista de Herrera, Don Joseph Pacheco de Carranza, Don Iñigo de Cisneros y Mendoza, Don Juan Pérez de Villamar, Fray Diego Lañoso Guardián, Don Juan de Mariscal, Don Francisco Campuzano, Don Francisco Casaus, Don Cristóbal Ramírez de Arellano, Don Tomás de Vargas y Figueroa, Don Antonio Nieto de Muñoz, Don Joseph Gómez Cornejo, Don Pedro Garrido Jiménez, Joseph Millán, Antonio de Larralde, Pedro del Castillo, Don Pedro Juan de Carranza, Joseph Morán de Butrón, Don Joseph de Cáceres, Alonso de Enderica, Don Jacinto Morán de Butrón, Andrés Joseph Ruiz de Palma, Juan Antonio de Vargas, Alonso Gonzáles de Fuentes, Don Bartolomé de Zea, Gonzalo Paderma...
Testigos que fueron presentes a los que dichos, el Tesorero Rodrigo Núñez de Bonilla y Nuño de Balderrama; (por) Vecinos de la dicha Ciudad de San Francisco del Quito, y Gonzalo Gómez de Salazar, Vecino de la Ciudad de Loxa y Alonso de Marchena Vecino de la Ciudad de Santiago de Guayaquil y Alonso del Rincón, Pedro Muñoz Fiscal de Su Majestad; estantes en el dicho asiento de Paucarbamba; y Su Merced del dicho Gobernados lo dirmó de su nombre.
El francés los atosigó a entrambos: a Fernando las sospechas que traía, viendo a su enemigo interceder por el honor del vasallo en quien temía tan gloriosos servicios; y en Gonzalo Fernández la atención bien advertida en el peligro de dos malicias coronadas.
(Otrosí firman): Luis de Cabrera. Cristóbal de Troya. Diego de Valencia León. Gonzalo Cortéz. Ante mí, Francisco de Zarza. Escribano.
Hay allí grandes estadistas, grandes pensadores, grandes generales, grandes partidos, grandes aprestos, grandes luchas: nuestro ejército en Tetuán combate con los moros lo mismo que en tiempo de Gonzalo de Córdoba; en busca del Norte enemigo hienden la espalda del mar nuestras carenas, como en tiempos de Felipe II; Pereda es Hurtado de Mendoza, y en Echegaray retoña Calderón.
Carbajal tuvo ideas definidas de independencia y entre la documentación que existe de esas ideas hay una estupenda carta de 1545 escrita a Gonzalo Pizarro a propósito de las relaciones que debía mantener éste con Valdivia, conquistador de Chile.
Con anterioridad Diego Velásquez había enviado a México tres expediciones que resultaron un fracaso, de modo que cuando llega a la península de Yucatán, se entera de que existían dos españoles sobrevivientes a un naufragio en las costas de Quintana Roo, los manda buscar y Jerónimo de Aguilar se incorpora a la expedición y Gonzalo Guerrero decide quedarse a vivir con los mayas, pues ya estaba casado y con hijos, habiéndose asimilado a la cultura maya.
EL CAPITÁN: Por supuesto: aunque en verdad imposible era excusarlo, porque él mismo hizo cargarlo, y me echó de la ciudad. DON LUIS: Por Dios, capitán Gonzalo, que quien sois a no mirar os arrojara a la mar con el barco y el regalo.
Indudablemente las damas noticiaron de lo ocurrido en No- chebuena á sus maridos, que estaban en Andahuaylas en el ejército de tasca combatiendo á los de Gonzalo Pizarro, pues á principios de Marzo aparecieron en Trujillo Diego Martín y Juan el Viejo, soldados ambos de las tropas de Mora, con carta de éste para Escobar, quien los aposentó en la casa.