Girolamo Savonarola

Savonarola, Girolamo

 
(1452-98) Predicador y reformador dominico italiano. Prior del convento de san Marcos en la ciudad de Florencia. Su proyecto de reformar las costumbres de la sociedad y de la Iglesia nació de la observación de la corte de Ferrara. Fue excomulgado por el papa Alejandro VI en 1497 por atacar al clero y al pontificado.
Ejemplos ?
Ese año estalló en Florencia una revuelta contra los Médici, cuando el Signore Piero de Médici se rindió de forma incondicional ante el avance de Carlos VIII de Francia hacia el Reino de Nápoles. El religioso Girolamo Savonarola aprovechó el descontento de la población florentina para derrocar a los Médici.
Los Médici mantendrían el control de la ciudad hasta 1494, cuando fueron expulsados brevemente por el fraile radical Girolamo Savonarola, y después de que Juan de Médici (futuro León X) reconquistase la ciudad en 1512.
El padre de Américo murió en abril de 1482, época en que Florencia empezaba a convulsionarse por la denuncia moral del fraile Girolamo Savonarola.
Girolamo Savonarola fue famoso por sus sermones: reconoció en el exilio de los Medici el trabajo de Dios, que los castigaba así por su decadencia.
El cuerpo de la torre presenta un pequeño vano denominado L'alberguetto, dentro del cual fueron encerrados como prisioneros, entre otros, Cosme el Viejo antes de ser condenado al exilio en 1433 y Girolamo Savonarola antes de ser ajusticiado y quemado en la Plaza de la Señoría el 23 de mayo de 1498.
Los florentinos lo eligieron gonfaloniere vitalicio en 1502, pues deseaban conferir mayor estabilidad a las instituciones republicanas, que habían sido restauradas después de la expulsión de Piero de Medici y el martirio de Girolamo Savonarola.
Vasari dice que fue un activo piagnone, o llorón, que así les llamaban a los que se habían entregado con cuerpo y alma al movimiento purificador de Girolamo Savonarola.
El primer periodo del dominio de los Medici finalizó con el retorno de un gobierno republicano, influenciado por el radical prior dominico Girolamo Savonarola (que fue ajusticiado en 1498 y que antes de morir dejó un tratado sobre el gobierno de Florencia) en cuyas palabras se encuentran argumentos que serán objeto de controversias religiosas de los siglos siguientes.
Por estas fechas, el dominico Girolamo Savonarola reclamaba la república teocrática, y con sus críticas consiguió la expulsión de los Médicis de Florencia en 1495.
El convento estaba vinculado a círculos de mujeres influidas por las predicaciones de Girolamo Savonarola, con un clima evangélico de austeridad.
Con la muerte de Lorenzo comenzó una época de crisis, dominada por la figura de Girolamo Savonarola, que, después de la expulsión de Piero il Fatuo, instauró nuevamente la República y creó un Estado de inspiración teocrática.
Al emitir sus votos, toma el nombre de fray Jerónimo, en recuerdo del fraile dominico Girolamo Savonarola, figura que le había cautivado desde el inicio de su vocación a la Orden de Sto.