Gil de Siloé

Siloé, Gil de

 
(s. XV) Escultor español. Sus obras manifiestan influencias flamencas, germánicas e italianas. Dirigió las obras de la catedral de Granada.
Ejemplos ?
Beltrán de la Cueva y sus sucesores dotaron la capilla mayor con un retablo de Juan de Ureña, en el que destacaba una imagen de la Virgen María de grandes proporciones de Gil de Siloé.
Las influencias sobre su obra de los maestros nórdicos, en especial de Rogier van der Weyden en el tratamiento de la luz, podrían explicarse sin dificultad por la llegada de obras de ese origen a Castilla. Hasta el estudio de Gudiol se le creyó escultor y estrecho colaborador en Burgos de Gil de Siloé, cuyos retablos policromó.
En la calle central y en lugar preferente está la talla renacentista del siglo XVI de la Virgen con el Niño, atribuida a la escuela de Gil de Siloé.
Dos de los mejores sepulcros bajo arcosolio españoles son los del infante Alfonso de Castilla, hermano de Isabel la Católica, que fue realizado en el siglo XV por Gil de Siloé en la Cartuja de Miraflores, y el del Doncel de Sigüenza, que se encuentra en la Catedral de Sigüenza.
Pese a ello, también se encuentran influencias del gótico burgalés, habiéndose registrado semejanzas con los sepulcros de Juan II de Castilla e Isabel de Portugal, obra de Gil de Siloé y otros ejemplos de Simón de Colonia o Felipe Bigarny.
Está realizado por completo en alabastro y las piezas que se conservan tienen una longitud de 3,87 m x 1,12 m, por lo que es de mayor tamaño que el del infante Alfonso de Castilla en la Cartuja de Miraflores (Burgos); guarda similitudes estéticas con el del arcediano Fernando Díaz de Fuentepelayo, atribuido a Gil de Siloé.
Desde el punto de vista estilístico, destaca la talla que recuerda a otras obras, como los relieves de Felipe Bigarny en la catedral de Burgos y otros trabajos de Gil de Siloé, aunque en este caso sobresale especialmente la calidad de los finos detalles en los rostros, las joyas y los trajes, sobre todo los ribetes y puntillas con que son adornadas las túnicas.
Por su parte, la actual propietaria (Hispanic Society of America) considera que se trata de una obra burgalesa muy similar a otras composiciones realizadas en la ciudad en la misma época, y pese a que no la atribuye a un autor en concreto, considera que el artista estuvo al menos influenciado por las obras de Diego y Gil de Siloé, y por la de Bigarny.
Con toda probabilidad fue hijo del escultor gótico Gil de Siloé, y pasó la primera parte de su carrera artística (1519-1528) en su lugar de nacimiento, Burgos, donde trabajó principalmente como escultor.
Una mesa de nogal del siglo XVII. Una imagen de la Inmaculada Concepción del siglo XVI, de la escuela de Gil de Siloé. Objetos populares de la iglesia y algunas obras de pintura de varias épocas y autores.
Otra figura muy similar es la del infante de Castilla don Alfonso, de la Cartuja de Miraflores (Burgos), por Gil de Siloé (1490).
Es de autor anónimo pero, hay poderosas similitudes con el estilo general de los escultores borgoñones, entre ellos Gil de Siloé, por el virtuosismo en el trabajo del alabastro, tanto en los bordados de la casulla como en los encajes de los puños, las joyas o la pedrería de la mitra y la estola; pero también con el de Egás Cueman por la dureza del plegado y la intensidad de la expresión.