Giambattista della Porta

Porta, Giambattista della

 
(1538-1615) Polígrafo italiano. Ideó la cámara oscura y se anticipó a Lavater con De Humana Physiognomonia.
Ejemplos ?
Venturi, París, Duprat, 1797; reeditada en el año 1924) Giambattista Della Porta, físico distinguido, publicó en la ciudad de Italia Nápoles, con el título Pneumaticorum libri tres:..
Giacomo della Porta, escultor y arquitecto italiano del siglo XVI. Giovanni Battista della Porta o Giambattista della Porta, erudito y astrónomo italiano del siglo XVII.
Algunos escritos de Max Planck sugieren que había desarrollado un prototipo en la década de 1550, pero los primeros ejemplos descritos explícitamente vienen de Italia (1590) y del norte de Europa (Países Bajos, alrededor de 1608). Giambattista della Porta lo menciona en su libro La Magie naturelle (1589).
La academia reemplazó a la primera comunidad científica, la Academia Secretorum Naturae de Giambattista della Porta en Nápoles, que la Inquisición había cerrado.
Los cuatro hombres eligieron el nombre «Lincei» (lince) del libro Magia Naturalis de Giambattista della Porta, que tenía una ilustración del legendario felino en la cubierta con las palabras «...con ojos de lince, examinando aquellas cosas que se manifiestan por sí mismas, de manera que habiéndolas observado, puede fervorosamente usarlas».
Cuando Cesi visitó Nápoles, conoció al polímata della Porta. Della Porta animó a Cesi a seguir con sus empeños. Giambattista della Porta se unió a la academia de Cesi en 1610.
Pero la obra de Grillandi y la de otros que defendían la realidad de la brujería fue criticada por Andrea Alciato, Girolamo Cardano, Andrea Cesalpino y Giambattista della Porta.
Las principales fuentes de las cuales Lavater pretende extraer la “confirmación” de sus ideas son los escritos del italiano Giambattista della Porta (1535-1615) y del médico y filósofo inglés Sir Thomas Browne (1605-1682), cuya Religio Medici fue leída y alabada por Lavater.
parte 2:2) Browne poseía varios escritos del italiano Giambattista della Porta, incluyendo su “De la Fisionomía Celestial”, en el cual postulaba que aquello que influye al mismo tiempo el carácter y la apariencia facial del hombre no son las estrellas sino el temperamento.
Entre los años 1000 y 1600 estudiosos como Ibn al-Haytham, Gemma Frisius, y Giambattista della Porta escribieron sobre la cámara oscura y empezaron a explicar con más detalle por qué la imagen se invertía al pasar a través del orificio.
En este sentido, algunos críticos (incluido Giovanni Pozzi) han destacado la enorme influencia que ejercieron en él los círculos culturales del norte de Italia; otros (como Marzio Pieri) han insistido en que el Nápoles de entonces, a pesar de estar parcialmente en decadencia y oprimida por el dominio español, seguía gozando de una buena posición entre las capitales culturales de Europa. El padre de Marino era un culto abogado que frecuentaba el círculo de Giambattista della Porta.