Gertrudis

Traducciones

Gertrudis

Geltrude

Gertrudis

SFGertrude
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
El mismo Zurita, entusiasmado cierto día con unos cangrejos que le sirvió doña Gertrudis sonriente, llegó a decir que aquel plato era más tentador que toda la literatura erótica de Ovidio, Tibulo y Marcial...
Y danzaban riendo, diciéndose cosas picarescas y chistosas, burlándose dulcemente las jóvenes de las viejas, que no eran las menos decididas para dar brincos y jalearse. -¡Ay, mire sor Gertrudis, qué vueltas!
Vamos, señá Gertrudis, no platiquemos de eso..., porque se me enciende la sangre, porque, mire usté, si él me la hubiera pegao con una mujer...
Y pensando en Ovidio fue cuando se le ocurrió advertir el gran peligro en que su virtud estaba cerca de doña Gertrudis Campoarana.
-Pos mira tú, Soledá, platicando en plata -exclamó la señá Gertrudis con acento decidido-, yo te voy a dicir una cosa: tu marío te quiere a ti más que a naide, pa tu marío eres tú la consagrá, y tú, por mo de tu marío, jace quince días que no comes más que escarola, y no bebes más que sanguinaria y palo e madroño, y sa menester que tú sepas que tú tiées un genio mu súpito y que con los hombres las mujeres no poemos tener tanto porvorín en la vena, y sobre to, que yo he platicao con tu marío esta mañana, y tu marío me ha dicho a mí que tú eres una ingrata, que tú estás dequivocá, que el mantón que lleva la Bigotona es uno blanco que ella tenía, y que si él se llevó el tuyo fue pa jacerte un favor, y que lo que tú eres es una desagraecía de cuerpo entero.
Antes de enviarla al monasterio para que perfeccionase su educación aprendiendo labores de aguja y demás cosas en que son tan duchas las buenas madres, su ama la había pagado maestros de música y baile; y la muchacha aprovechó tan bien las lecciones que no había en Lima más diestra tañedora de arpa, ni timbre de voz más puro y flexible para cantar la bella Aminta y el pastor feliz, ni pies más ágiles para trenzar una sajuriana, ni cintura más cenceña y revolucionaria para bailar un bailecito de la tierra. Describir la belleza de Gertrudis sería para mí obra de romanos.
Y Francisco Solano de Morales, pidió solar para sí y para María Gutiérrez, su madre, Juana Gutiérrez; y para Diego de Morales y María del Rosario; y para Antonio Méndez y Antonio de Silva; y para Guaçica de Saavedra; y para Gertrudis de Palma...
AGRICULTURA, INDUSTRIAS Y COMERCIO La tradicional fuente de riqueza del Cantón Machala ha estado en la inmensa producción cacaotera, o sea la "pepa de oro, y en la ganadería, de las vastas zonas de Máchala y Guabo, con sus principales haciendas de Retiro, Recuerdo, La María, Unión Colombiana, Mercedes, Rosa Delia, Corralitos y muchísimas otras hacia el sur del río Jubones i hacia el Norte, las haciendas Santa Clara, Monterrey, Mercedes, La Palma, San Gerónimo, La Paz, Santa Lucía, La Tentación, María Teresa, Pensilvania, El Recreo, La Victoria, El Paraíso, Filadelfia, Chaguana, Santa Gertrudis, Chontillal, Santo Domingo, etc.
quien no ha querido a una china no ha querido cosa buena». La llegada de Gertrudis a la hacienda despertó en el capellán y el médico todo el apetito que inspira una golosina.
-Es que estoy ya muy jarta, señá Gertrudis; es que ca día está más perro el trabajo y ya pa mí es ca aguja una bayoneta, y además que yo no sé lo que le pasa a las oficialas, que no hay una que en cuanto ve un rayito de luz no tome las de «Villadiego».
Siempre que algún parroquiano llegaba al cuchitril de Gertrudis la Lunareja en demanda de un par de zapatos de orejita, era cosa de taparse los oídos con algodones para no escucharla echar por la boca de espuerta que Dios la dio sapos, culebras y demás sucias alimañas.
Terminada la rapadura, el sayón le puso a Gertrudis una canilla de muerto por mordaza, y hasta las cuatro de la tarde permaneció la pobre mujer expuesta a la vergüenza pública.