Gerberto de Aurillac

Gerberto de Aurillac

 
V. Silvestre II.
Ejemplos ?
Con este fin envía al emperador de oriente, Basilio II, una carta estrita por Gerberto de Aurillac pidiendo la mano de su hija para el joven Roberto.
Facilitado por la vasta formación recibida de Gerberto de Aurillac, su primera tarea fue presidir las reuniones episcopales: A diferencia de los últimos carolingios, los primeros capetos se vincularon al un conjunto de obispos al noreste de París (Amiens, Laon, Soissons, Châlons, etc.) cuyo apoyo sería determinante en los acontecimientos siguientes.
Luego de la muerte de Adalberón de Reims (24 de enero de 989), Hugo Capeto hace elegir como nuevo arzobispo al carolingio Arnulfo de Francia, hijo ilegítimo del rey Lotario, en vez de a Gerberto de Aurillac, con la intención de que su sobrino Carlos de Lorena devolviera Laon.
Para restablecer las buenas relaciones con la santa sede, el joven monarca anula la sentencia del concilio de Saint-Basle, libera al arzobispo Arnulfo de Francia y lo restaura en la sede episcopal de Reims. Gerberto de Aurillac se ve obligado a pedir refugio en la corte de Otón III en 997.
El funeral tuvo lugar en la catedral de Reims y estuvo presidido por Hugo Capeto. Gerberto de Aurillac estaba abatido: Finalmente y por razones poco claras (quizás para neutralizar la crisis carolingia) el rey eligió como nuevo arzobispo a Arnoul, hijo ilegítimo del rey Lotario, en vez de a Gerberto de Aurillac.
Anonyme de Mouzon, Liber fundationis, édition et traduction R. Wattenbach,? Gerberto de Aurillac, Correspondance, édition Julien Havet, Picard, Paris, 1889.
Adalberón de Laon Adalberón de Metz Arzobispo de Reims Capetos Catedral de Reims Gerberto de Aurillac Godofredo el Cautivo Hugo Capeto Lotario Otón I Otón II Otón III Richer de Reims Roberto el Devoto Adalberon
Adalberón asigna la educación de Roberto a su propio secretario Gerberto de Aurillac, futuro papa Silvertre II y uno de los hombres más cultos de su época.
Las enseñanzas de Gerberto de Aurillac, debieron incluir bases de latín, además del trivium (gramática, retórica y dialéctica) y el quadrivium (aritmética, geometría, música y astronomía).
Su sólida formación supervisada por Gerberto de Aurillac en Reims, le permiten ocuparse de cuestiones religiosas de las que se convierte en garante (dirige el concilio de Verzy en 991 y el de Cheles en 994.
Se cree que Gerberto de Aurillac (él mismo partidario de Borell II, quien en otro tiempo había sido su protector) vino entonces al auxilio de Hugo para convencer al prelado de que recordase la petición del conde Borell II, conde de Barcelona, que pidió ayuda al nuevo rey para luchar contra Almanzor.
Entretanto, el conde de Barcelona Borrell II había pedido el auxilio real para luchar contra Almanzor y al parecer fue Gerberto de Aurillac (anteriormente protegido de Borrell II) quien convenció al arzobispo de Reims, que accede bajo presión, con el argumento de inestabilidad en el reino si sucediera algo a Hugo Capeto durante la campaña.