Georges de La Tour

La Tour, Georges de

 
(1593-1652) Pintor francés. Fue impropiamente llamado Georges du Mesnil de la Tour. Sus obras destacan por los efectos de luz. Autor de San Sebastián llorado por Santa Irene y La educación de la Virgen.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Sin embargo, se liberó del más vehemente Caravaggio, con la introducción de una sensualidad íntima. Le Clerc mantuvo vínculos con Georges de La Tour (1593-1652) y con los artistas de Lorena.
El descanso en la huida a Egipto es una obra de este período, como Concierto nocturno, donde el artista sigue la tradición de los pintores caravaggescos en cuanto al juego de luces, con las caras poderosamente iluminadas. El Concierto nocturno inspiró en 1630 a Georges de La Tour para El pago del tributo.
Con su importe, 7000 millones de pesetas, se compró un grupo de obras entre las que descuellan el Bodegón de caza, hortalizas y frutas de Sánchez Cotán, Ciego tocando la zanfonía de Georges de La Tour (pintor sin presencia en el Museo hasta ese momento), Una fábula de el Greco y parte de La condesa de Chinchón, de Goya, sufragado en su otra parte con fondos estatales (ésta última calificada como "adquisición del año" a nivel mundial por la revista Apollo de Londres).
Georges de La Tour nunca fue pintor de los duques y no fue ennoblecido. La cena galante de Le Clerc, dibujada a la sanguina y aguada sepia, fechada de 1628, como El Concierto Nocturno presentan recuerdos de las obras de la escuela de Utrecht.
Mariette, Ouvrage publié d'après les manuscrits autographes conservés au..., publié 1856, J.-B. Dumoulin, p. 97. Tanaka Hidemichi, Georges de La Tour dans ses rapports avec Le clerc Callot et Rembrandt. In: Inform. Hist.
En 1620, Georges de La Tour decidió mudarse a Lunéville, la cuna de la familia de su esposa, porque sabía que en la capital del ducado, Nancy, el mercado estaba dominado por Jacques Bellange, hasta su muerte en 1616, pero pronto se decantaría en favor de Claude Deruet y Jean Le Clerc, regresados de Italia respectivamente en 1619 y antes de 1622, cerrándolo en gran medida.
Los siglos XVII y XVIII cuentan por su parte con obras magistrales de Poussin, como El Triunfo de David y El Parnaso; de Claudio de Lorena se conserva un conjunto de paisajes sobresalientes, destacando también un par de pinturas de Simon Vouet y cuatro de Sébastien Bourdon. El tenebrismo cuenta con ejemplos llamativos de Georges de La Tour, Nicolas Tournier y Valentin de Boulogne.
an José, carpintero (en francés, Saint Joseph charpentier), es una de las pinturas más conocidas del pintor francés Georges de La Tour.
Georges de la Tour, Pre-Textos, 2010. La Frontière, Michel Chandeigne, 1992. Trad. La frontera, Funambulista, 2005. Le Nom sur le bout de la langue, POL, 1993.
Tous les matins du monde, Gallimard, 1991. Trad. Todas las mañanas del mundo, Debate, 1995. Georges de la Tour, Flohic, 1991 y Galilée, 2005. Trad.
Ha sido calificado como Maître à la chandelle (Maestro de la vela) debido a sus numerosos cuadros bañados por cierta claridad dentro de un estilo cercano al de Georges de la Tour.
La pintura se desarrolló en dos tendencias contrapuestas: el naturalismo, basado en la estricta realidad natural, con gusto por el claroscuro –el llamado tenebrismo–, donde cabe citar a Caravaggio, Orazio y Artemisia Gentileschi, Pieter van Laer, Adam Elsheimer, Georges de La Tour y los hermanos Le Nain; y el clasicismo, que es igualmente realista pero con un concepto de la realidad más intelectual e idealizado, englobando a Annibale Carracci, Guido Reni, Domenichino, Guercino, Giovanni Lanfranco, Nicolas Poussin, Claude Lorrain, Hyacinthe Rigaud, etc.