Jorge

(redireccionado de George)

jorge

s. m. ZOOLOGÍA Abejorro, insecto himenóptero.

Jorge (George)

 
Nombre de varios reyes de Gran Bretaña e Irlanda y de Hannover.
Jorge I (1660-1727) Rey de Gran Bretaña e Irlanda en 1714-27 y elector de Hannover. De tendencia liberal, confió el gobierno al ministro Walpole.
Jorge II (1683-1760) Rey de Gran Bretaña e Irlanda y elector de Hannover en 172-60. Su reinado se caracterizó por una política de expansión territorial en ultramar.
Jorge III (1738-1820) Rey de Gran Bretaña e Irlanda en 1760-1820 y de Hannover en 1814-20. La pérdida de las colonias americanas lo hizo impopular, pero recobró el favor del pueblo durante las guerras napoleónicas.
Jorge IV (1762-1830) Rey de Gran Bretaña, Irlanda y Hannover en 1820-30. Su actuación fue de tendencia conservadora.
Jorge V (1865-1936) Rey de Gran Bretaña en 1910-36. Al estallar la Primera Guerra Mundial renunció a sus títulos alemanes y adoptó como nombre dinástico el de Windsor.
Jorge VI (1895-1952) Rey de Gran Bretaña en 1936-52. Mantuvo las garantías constitucionales.

Jorge (Georgios)

 
Nombre de varios reyes de Grecia.
Jorge I (1845-1913) Rey de Grecia en 1863-1913. Instauró la monarquia parlamentaria.
Jorge II (1890-1947) Rey de Grecia en 1922-23 y 1935-43. Durante la Segunda Guerra Mundial se retiró a El Cairo.
Traducciones

Jorge

Georg

Jorge

Georges

Jorge

Giorgio

Jorge

SMGeorge
Ejemplos ?
Otro tanto hace George Mounin en su obra Introducción a la Semiología donde la define como “ ciencia general de todos los sistemas de comunicación mediante señales, signos o símbolos ”.
Tendremos un trabajo digno y salario, tendremos tierra para trabajar, buena alimentación, hospitales con medicina y con doctores, educación, para todos, laica, gratuita, publica, tendremos independencia, nunca más ningún gobierno va a hacer lo que ha hecho el gobierno de Vicente Fox, que es humillar la memoria histórica de este país ante George Bush y los note americanos, va a ver democracia de a deberás, la nuestra, la de abajo, no de esos políticos que arriba que han convertido su política una mercancía y su quehacer en una prostitución que se viste de encaje.
Dado en la convención, por consentimiento unánime de los Estados presentes, el día 17 de septiembre del año de Nuestro Señor de mil setecientos ochenta y siete y duodécimo de la Independencia de los Estados Unidos de América. George Washington - Presidente y diputado por Virginia Nuevo Hampshire - John Langdon, Nicholas Gilman Massachusetts - Nathaniel Gorham, Rufus King Connecticut - Wm Saml Johnson, Roger Sherman Nueva York - Alexander Hamilton Nueva Jersey - Wil Livingston, David Brearley, Wm Paterson, Jona.
Molyviatis, Ministro de Asuntos Exteriores Su Majestad el Rey de España; José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno Miguel Angel Moratinos Cuyaubé, Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación El Presidente de la República Francesa; Jacques Chirac, Presidente Jean-Pierre Raffarin, Primer Ministro Michel Barnier, Ministro de Asuntos Exteriores El Presidente de Irlanda; Bertie Ahern, Primer Ministro (Taoiseach) Dermot Ahern, Ministro de Asuntos Exteriores 'El Presidente de la República Italiana; Silvio Berlusconi, Primer Ministro Franco Frattini, Ministro de Asuntos Exteriores El Presidente de la República de Chipre; Tassos Papadopoulos, Presidente George Iacovou...
Henry George anda predicando la justicia de que la tierra pase a ser propiedad de la nación; y la Federación Democrática anhela la formación de "ejércitos industriales y agrícolas conducidos por el Estado".
Volumen III (1964-1988) (1990) La verdad de las mentiras: ensayos sobre la novela moderna (1990) Carta de batalla por Tirant lo Blanc (1991) Un hombre triste y feroz, ensayo sobre George Grosz (1992) Desafíos a la libertad (1994) La utopía arcaica.
Ésta es la razón de su pronunciamiento actual, pero, pasado el momento de la crisis, volverá a tomar su primera fuerza .” : Aspiración de independencia Podría argüirse con pertinencia que no quiero calificar, que las afirmaciones del viejo Secretario del Cabildo de Montevideo deben estar viciadas de parcialidad, dada su reciente afiliación al federalismo: pero si no vale el testimonio de Cavia, ¿qué reparo podrá merecer éste concordante y más explícito de Lord Ponsomby, vertido en el oficio a George Canning de 20 de octubre de 1826, que paso a transcribir?
Informando sobre estos particulares decía, en efecto, el Encargado de Negocios de Gran Bretaña, Woodbine Parish, al gran George Canning con fecha 10 de setiembre de 1825: “Las comunicaciones adjuntas de los gobiernos de Perú, Colombia y México explicarán el punto de vista general de esos gobiernos respecto del Congreso de plenipotenciarios de los estados americanos que se propone celebrar en Panamá, al cual, como observará, han invitado también a este gobierno y el de Chile”.
Durante la guerra antijacobina -- que, como solía decir el incorregible beneficiario de impuestos y prebendas, el viejo George Rose, se emprendió para que los descreídos france ses no destruyeran los consuelos de nuestra santa religión --, los honorables hacendados ingleses, a los que tratamos con tanta suavidad en una de nuestras sesiones anteriores, redujeron los jornales de los obreros del campo hasta por debajo de aquel mínimo estrictamente físico, completando la diferencia indispensable para asegurar la perpetuación física de la raza, mediante las Leyes de Pobres.
Lloyd George (2), a quien consideramos como el tipo representativo del nuevo sistema capitalista, que tiende a vincular la riqueza en el estado, sufre una gran equivocación.
Las 600.000 casas que se construyen en Inglaterra para entregarlas a los obreros después de la guerra, ya es hoy una solución mezquina. Lloid George, en quien reconocemos, aunque sea nuestro adversario, una gran capacidad, fracasará.
Harry, John, Frank, William y George, de treinta a veinte años de edad, huesudos y musculosos; con esos ojos azules, a la vez tan transparentes y tan impenetrables, llenos, en su dulzura, de latentes energías; que siempre parecen dispuestos a amar, pero con recelo, si no con desconfianza; con esos labios delgados, irónicamente risueños que.