Gatomaquia

Gatomaquia

 
lit. Poema épico burlesco de Lope de Vega en el que se parodian epopeyas caballerescas.
Ejemplos ?
Junto a estos poemas hay otros epigramáticos, humorísticos, serios, desengañados, satíricos, jocosos, religiosos e incluso filosóficos, que pertenecen al tranquilo ciclo de senectute lopesco, así como una excepcional epopeya cómico-burlesca, La Gatomaquia, en siete silvas, sin duda la más perfecta y acabada muestra del género épico que salió de la pluma de Lope, protagonizada por gatos.
El Fabulero (1764), cinco romances gentílicos bajo el sello de Luis de Góngora, Francisco de Quevedo, Lope de Vega, Juan Pérez de Montalbán, el Marqués de Esquilache, el Conde de Villamediana o Salvador Jacinto Polo de Medina La Perromachia (1765), «fantasía poética» en redondillas que participa tanto de las epopeyas burlescas del Seiscientos — La Gatomaquia, del Fénix', y La Mosquea, de Villaviciosa— como de La Burromaquia, de Gabriel Álvarez de Toledo (1744).
Utilizó principalmente la métrica de romances y sonetos, como en Rimas sacras (1614) y Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos (1634); y también realizó poemas épicos, como La Dragontea (1598), El Isidro (1599) y La Gatomaquia (1634).
Se trata de 179 poemas (la gran mayoría, sonetos, y entre los que se encuentra el poema narrativo La Gatomaquia) que fueron reunidos por Lope en su época de vejez (conocida literariamente como ciclo de senectute), una etapa vital en la que el poeta repasa su existencia, marcada por un amor tardío (Marta de Nevares), por problemas económicos, por su frustración por no ser enteramente reconocido como poeta culto y por dramas personales (muerte de su hijo Lope y fuga con un galán de su hija adolescente Antonia Clara) que le sumen en la tristeza.
En 2008, su versión de La vida es sueño de Calderón de la Barca dirigida por Juan Carlos Pérez de la Fuente se representa en la Volksbühne de Berlín y numerosas ciudades españolas, el Festival de Almagro incluye su obra El juglar del Cid -con dirección de Juan Manuel Cifuentes- y su versión de La gatomaquia de Lope de Vega -con dirección de Goyo Pastor-, estrena Para que yo me llame Ángel González -sobre poemas de Ángel González con dirección de Goyo Pastor- en la Sala Ítaca y Linda muñequita -con dirección de Óscar Miranda- dentro de «La Noche de los Teatros», participa en el libro colectivo Como tú quieras, y gana el XIII Premio de Periodismo Juan Torres Grueso y el XXXIX Premio Ciudad de Alcalá de Periodismo «Manuel Azaña».
Cervantes tiene 25 años (2001, encargo del Círculo de Bellas Artes y la Fundación General Universidad de Alcalá para el 25º aniversario del Premio Cervantes), La escalera (2003) de Charles Dyer, Calipso (2006) según El joven Telémaco de Eusebio Blasco, Sánchez contra Sánchez (2008) según un cuento de Ricardo Doménech, La Gatomaquia (2008) de Lope de Vega, en colaboración con José Padilla.
De acuerdo con el título, y según el contenido, las Rimas se estructuran en dos partes: por un lado, las rimas humanas (poemas de tema profano entre los que se incluyen, además de unos pocos más, 161 sonetos y La Gatomaquia), y, por otro, las rimas divinas (once poemas de tema religioso).
Aunque no llega a alcanzar las calidades de la Gatomaquia de Lope de Vega, el poema de Villaviciosa es una de las mejores epopeyas burlescas españolas.
Son ya barrocos (XVII) Hudibras del inglés Samuel Butler; La gaticidia (160$) de Bernardino de Albornoz; La Secchia Rapita ("El cubo robado") 1622, de Alessandro Tassoni; La Gatomaquia (1634), de Lope de Vega; el incompleto Poema de las necedades y locuras de Orlando de Francisco de Quevedo; La moschea (1615), de José de Villaviciosa, inspirada en la Moscheide de Teófilo Folengo; la Pugna porcorum (1648) de Johannes Placentius y la Burromaquia de José Pellicer de Ossau.
En la literatura se puede destacar el poema narrativo La gatomaquia de Lope de Vega, la fábula El gato con botas de Charles Perrault, también aparecen en títulos como Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll, The Cat in the Hat de Theodor Seuss Geisel, El gato negro de Edgar Allan Poe, Oda al Gato de Pablo Neruda, etcétera.
La calva en versos alabó Sinesio, gran defecto tartesio: quiere decir que hay calvos en España en grande cantidad, que es cosa estraña, o porque nacen de celebro ardiente; Y también escribió del transparente camaleón Demócrito, y las cabañas rústicas Teócrito, y tanta filosófica fatiga Diocles puso en alabar el nabo, materia apenas para un vil esclavo; el rábano Marción, Fanias la ortiga, y la pulga don Diego de Mendoza, que tanta fama justamente goza. Y si el divino Homero cantó con plectro a nadie lisonjero la Batracomiomaquia, ¿por qué no cantaré la Gatomaquia ?
Vosotras, musas del castalio coro, dadme favor, en tanto que con el genio que me distes canto la guerra, los amores y accidentes de dos gatos valientes; que, como otros están dados a perros, o por ajenos o por propios yerros, también hay hombres que se dan a gatos, por olvidos de príncipes ingratos, o porque los persigue la fortuna desde el columpio de la tierna cuna Tú, don Lope, si acaso te deja divertir por el Parnaso el Holandés pirata, gato de nuestra plata, que infesta las marinas por donde con la armada peregrinas, suspende un rato aquel valiente acero con que al asalto llegas el primero, y escucha mi famosa Gatomaquia .