Güímar

Güímar

 
Mun. de la prov. española de Santa Cruz de Tenerife y cab. de p. j., en la isla de Tenerife; 14 306 h. Tomate, patatas, plátanos, algodón y tabaco. Pesca. Avicultura.
Ejemplos ?
El Valle de Güímar es un depresión física localizada en la zona sureste de la isla de Tenerife (Canarias, España). Formado por el deslizamiento de ingentes volúmenes de materiales hacia el mar, tiene una extensión aproximada de unos 122 kilómetros cuadrados que ocupan superficies de los municipios de Candelaria, Arafo y Güímar.
La zona donde se asienta el municipio se encuentra habitada desde época guanche, habiendo pertenecido al reino o menceyato de Güímar.
Algunas playas de arena negra o cantos que sobresalen en la comarca son las playas del Puertito de Güímar, la playa de La Entrada, la playa de La Viuda, la de Samarines o la Playa de Los Guanches.
El valle de Güímar es de carácter predominantemente agrícola. Además son importantes los recursos naturales que posee a juzgar por la extensa red de espacios naturales incluidos dentro de su dominio.
Ubicado en el sector sur de Tenerife, ocupaba aproximadamente la extensión de los modernos municipios de Fasnia, Arico, Granadilla de Abona, San Miguel y Vilaflor, así como parte de Arona, siendo el menceyato más extenso con aproximadamente 420 km² de superficie. Abona limitaba al nordeste con Güímar, al oeste con Adeje y al norte con el bando de Taoro en el área pastoril de cumbres.
En referencia a sus límites, los investigadores han sugerido como posible frontera con Güímar el barranco de Herques, el de Tamadaya o el barranco del Río; mientras que para el límite con Adeje proponen el cauce del barranco de La Orchilla, el del barranco del Rey o una línea que, partiendo de Vilaflor, llegara hasta la punta de la Rasca.
Mantenimiento de roles socialmente relevantes por parte de las mujeres canarias (como fue el caso de Inés Chemida) o en temas legales (como fue el caso de María de Güímar) o en temas de sucesión.
Abona, junto con los menceyatos de Adeje y Güímar, se había confederado con el gobernador de Gran Canaria Pedro de Vera antes de 1490, ratificando el acuerdo con Alonso Fernández de Lugo en el momento del desembarco de las tropas conquistadoras en 1494.
El valle, que se encuentra delimitado por la Cordillera Dorsal en su cabecera, y las laderas de Chafa y Güímar en sus extremos este y oeste respectivamente, presenta una pendiente relativamente suave abarcando desde zonas de alta montaña hasta la costa.
En el valle de Güímar tienen representación todos los pisos bioclimáticos del archipiélago canario, desde las especies características del cardonal-tabaibal, en los estratos más bajos, hasta la vegetación típica de la alta montaña en las cumbres de este territorio.
Habría que citar en colación con lo anterior la Montaña Grande (276 m), la cual se ha formado por la acumulación de material piroclástico de diferente índole y dio origen al Malpaís de Güímar.
Así, el Valle de Güímar, aunque presenta un régimen de lluvias notablemente inferior a la vertiente norte de la isla, lo cierto es que éste es significativamente superior al del resto de la vertiente meridional hasta el punto de que el valle es el único lugar en el sur de Tenerife donde hay una pequeña representación de laurisilva.