Frigiliana

Frigiliana

 
Mun. de la prov. española de Málaga; 2 157 h.
Ejemplos ?
Los moriscos fueron enviados a Extremadura, Zamora, etc, y Frigiliana fue repoblada por cristianos viejos procedentes de Granada y Valencia fundamentalmente.
En 1982 se colocó en las paredes del barrio morisco, doce paneles de cerámica donde se narra el levantamiento de los musulmanes y la batalla del Peñón de Frigiliana.
El término municipal limita al norte con el municipio de Cómpeta; al oeste, con Torrox; y al sur y el este, con Nerja. Frigiliana es accesible desde el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol a través de la autovía del Mediterráneo en dirección Almería, a unos 60 kilómetros de distancia.
La villa tiene una superficie de 39.74 kilómetros cuadrados, situados entre los relieves de la Sierra de Almijara y el mar Mediterráneo. En la vertiente sur de esta sierra, a 300 metros sobre el nivel del mar, se encuentra la villa de Frigiliana.
De la presencia romana proviene probablemente el nombre del pueblo, ya que se da por sentado que la palabra Frigiliana parece provenir de la unión de Frexinius (personaje romano del que nada se sabe) y -ana que junto al patronímico anterior puede significar villa, cortijo o lugar de Frexinius.
En los primeros años del siglo V, el Fuerte romano de Frigiliana fue destruido parcialmente por los pueblos vándalos. Es probable que desde esa época, según Plinio el Viejo, la agricultura extensiva de Frigiliana fuese el viñedo.
Frigiliana es un municipio de la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía, España. Se encuentra situado en la comarca de la Axarquía, la región más oriental de la provincia, e integrado en el partido judicial de Torrox.
Hay en Frigiliana, al noroeste del casco urbano, un importante menhir que, por sus características, se puede afirmar que corresponde a la cultura de El Argar.
El 24 de mayo de 1640, por real cédula de Felipe IV se concedió a Frigiliana el título de Villa, independizándose, de esta forma, de la jurisdicción de Vélez-Málaga.
El comendador mayor de Castilla, Luis de Requeséns, desembarcó el 6 de junio de 1569 en Torrox (Málaga) y al día siguiente ordenó el asalto del fuerte de Frigiliana, atacándolo por los cuatro costados.
El conde de Frigiliana le informa por cartas del 19 de septiembre, 14 de octubre y del 1.º de noviembre de 1705, así como del 26 de marzo de 1707 sobre temas administrativos y militares relacionados con la Guerra de Sucesión.
Al conde de Miranda, Juan de Zúñiga Avellaneda, capitán de 400 aventureros y parte del tercio de Nápoles mandó subir al peñón, cuyo alto lo dominaba el fuerte, por el lado de la mar. Después de un valiente y victorioso asalto, fue tomado el fuerte de Frigiliana el 8 de junio de 1569.