Francisco Javier Elío

Elío, Francisco Javier

 
(1767-1822) General español. Virrey del Río de la Plata en 1811 y jefe de los ejércitos de Cataluña y Valencia en la última fase de la Guerra de la Independencia.
Ejemplos ?
Hecho prisionero por Riego, Calleja permaneció encarcelado en Mallorca hasta la restauración absolutista de 1823, cuando volvió al servicio como capitán general de Valencia, cargo que había ocupado anteriormente el también absolutista Francisco Javier Elío, y que él desempeñaría hasta su muerte en 1828.
Así, Montevideo estuvo en condiciones de impedir la caída de la plaza y bloquear a su vez por mar al puerto de Buenos Aires, mientras efectuaba incursiones en los ríos interiores para hostigar a las poblaciones ribereñas, crear o acentuar disensiones y asegurar el abastecimiento mínimo de la ciudad. Francisco Javier Elío, al regresar de España convertido en Virrey, persiguió la estrategia de retrotraer la situación en el Plata a la existente a mediados de 1810: Buenos Aires se retiraría de la Banda Oriental y negaría todo apoyo a los insurgentes; a cambio Montevideo levantaría su bloqueo naval, a la espera de la resolución del Consejo de Regencia.
Cuando Francisco Javier Elío regresó de España con el nombramiento de Virrey se planteó como objetivo general de su política retrotraer la situación en el Plata a la existente a mediados de 1810: Buenos Aires retiraría sus fuerzas de la Banda Oriental (incluso de los territorios antes sujetos a su jurisdicción administrativa directa) y negaría todo apoyo a los insurgentes orientales, Montevideo retiraría a cambio su bloqueo a Buenos Aires y los ríos interiores y la cuestión de fondo sería puesta a consideración del Consejo de Regencia.
Cierra el cronista: En julio de 1811 el Virrey Francisco Javier Elío envió desde Montevideo una escuadra de cinco naves ligeras, dos bombarderas y una lancha al mando del capitán de fragata Juan Ángel Michelena.
Muy Ilustre Señor Presidente: El Agente que hace de Fiscal interino, dice: que en el Real Acuerdo de ayer fue llamado, a pesar de su notoria falta de salud, entendió que el día de antes de ayer doce, en igual acuerdo presidido por Vuestra Señoría en casa de su habitación con asistencia del Ayuntamiento de esta capital, quedó resuelto no haber lugar a la solicitud de dicha Municipalidad sobre instalar cierta Junta de Gobierno, ni a la suspensión de los Reales despachos que pudieran manifestarse por parte de los señores don Francisco Javier Elío...
Asimismo, efectuaba incursiones permanentes en los ríos interiores con el objeto de hostigar las poblaciones ribereñas, crear o acentuar disensiones en las provincias litorales y facilitar el abastecimiento de la plaza. Francisco Javier Elío, al regresar de España convertido en Virrey, persiguió como estrategia el retrotraer la situación a la existente a mediados de 1810.
Alrededor del mediodía al estar ya rodeado por los defensores de la ciudad quienes controlaban las azoteas vecinas, el 5° abandonó su posición y se reunió con las fuerzas de Samuel Auchmuty, en el Retiro. Auchmuty destacó al mayor King para que por San Martín se lanzara sobre la división de Francisco Javier Elío.
En julio de 1811 el Virrey Francisco Javier Elío envió desde Montevideo una escuadra al mando del capitán de fragata Juan Ángel Michelena con órdenes de bombardear la ciudad sin intimación previa.
El 2 de marzo fue derrotada por una escuadra española al mando de Jacinto Romarate en el Combate de San Nicolás. En junio de 1811 Francisco Javier Elío ordenó al comandante del Apostadero José María Salazar bombardear Buenos Aires.
El 11 de febrero de ese año dirigió una carta a los comerciantes ingleses de su nación residentes en Buenos Aires por la que comunicaba su ambigua posición: Señores, habiéndome informado el Excmo Sr Don Francisco Javier Elío, virrey de las Provincias del Río de la Plata de su intención de poner la ciudad y costa de Buenos Ayres en estado de riguroso bloqueo y pedídome que mandase á todos los buques británicos que se retiren de ese á este puerto ó al de Maldonado, como no haya yo accedido a ello se me ha últimamente prevenido que está resuelto á servirse de las autoridades que las leyes y el Rey le han confiado.
En carta del 21 de julio al Secretario de Estado del Consejo de Regencia de España e Indias tras informar de la "sorpresa" que hicieron sus enemigos en la isla de las Ratas, se quejaba de la conducta del virrey Francisco Javier Elío, lo que terminaría con la separación de Salazar.
García Monerris, Encarna, y Carmen García Monerris, La nación secuestrada. Francisco Javier Elío: correspondencia y manifiesto, Universidad de Valencia, Valencia, 2009.
Buscador de palabras ?