Françoise Sagan

Sagan, Françoise

 
(1935-2004) Seudónimo de Françoise Quoirez, novelista francesa. Obras: Buenos días, tristeza (1954) y Cierta sonrisa (1956), entre otras. En el año 1984 publicó sus memorias bajo el título Con mi mejor recuerdo.
Ejemplos ?
En ese momento, el libro fue a menudo asociado con Bonjour Tristesse, una novela publicada dos años antes en Francia por Françoise Sagan, también de 18 años de edad.
También es comendador de la Legión de Honor. En 2010, se desempeñó como miembro del jurado del Premio Françoise Sagan. El 7 noviembre de 2010, se le otorgó el Premio Jean Ferré.
2007: La Hora Cero 2007: Persépolis (voz) 2009: Ellas y yo (televisión) (2009) 2010: Pieza montada (2010) 2011: Eres tú, eres todo (televisión) 1937 - Jeux dangereux, de Henri Decoin 1945 - Tristan et Iseult, de Lucien Fabre 1947 - L'amour vient en jouant, de Jean-Bernard Luc 1948 - Sérénade à trois, de Noël Coward 1949 - Léocadia, de Jean Anouilh 1952 - Evangéline, de Henri Bernstein 1957-58 - Faisons un rêve (au Théâtre des Variétés), de Sacha Guitry 1959 - Le chandelier, d'Alfred De Musset 1963 - La robe mauve, de Valentine De Françoise Sagan 1965 - Secretissimo...
Una sociedad que Françoise Sagan, la próxima autora analizada, refleja en sus obras, en las que Moeller halla como corolario la mentira convencional acerca de que solamente la dicha justifica la existencia, y, también, que el amor en estas obras, único remedio para la soledad “que espanta a los personajes”, lamentablemente “se funda en un error (se ama sin ser amado, y la persona amada ama, a su vez, a quien tampoco le corresponde, etc…) o es precario”.
El volumen quinto, Amores humanos, estudia a Françoise Sagan, a Bertolt Brecht, a Antoine de Saint-Exupéry, a Simone de Beauvoir, a Paul Valéry y a Saint-John Perse.
La obra de Françoise Sagan, a quien había dedicado un estudio muy breve en el tomo anterior, es considerada aquí por Moeller como una especie de pórtico, frecuentado por muchos transeúntes, curiosos, soñadores, el cual, si nos detenemos ante él, “nos mostrará quizá una puerta que dé paso a una morada en que se descubra mejor el secreto del amor”.
Tradujo decenas de libros, principalmente del francés (Aragon, Samuel Beckett, Marguerite Duras, Amélie Nothomb, Françoise Sagan, entre otros autores).
En 1958 interpretó junto a Vladimir Skouratoff Le Rendezvous Manqué, un ballet con guión de Françoise Sagan y coreografía de John Taras que se estrenó con gran eco mediático en París y Londres y la lanzó como estrella internacional.
En Maremágnum, casi al mismo tiempo que Buenos Días Tristeza de Françoise Sagan, una mujer mexicana desnuda su sentir y su pensar sin conflictos hembristas ni abnegaciones lacrimógenas.
Westlake) y, sobre todo, con el drama burgués El amor es un extraño juego (1968, adaptación del libro La chamade de Françoise Sagan).
A continuación estrenó El vestido malva de Valentina de Françoise Sagan (1964), Porque tan violento de William Inge (1965), El tema eran las rosas de Frank Gilroy (1966) y El hombre de mundo de Ventura de la Vega, en el Teatro Nacional Cervantes (1969) acompañada por Esteban Serrador y Susana Freyre.
A la vista de capacidad demostrada ante una cámara, TVE le dio la oportunidad de ponerse al frente del magacín «Luz verde» (1966-1968), espacio de variedades, que además le permitió realizar entrevistas a muy distintos personajes del momento. En esa época, cultivó también la traducción, como la obra de teatro El caballo desvanecido (1967), de Françoise Sagan.