Fontainebleau

Fontainebleau

 
C. del N de Francia, en el departamento de Sena y Marne; 17 565 h. Castillo-palacio construido por Francisco I, una de las residencias reales más famosas de Francia.
Ejemplos ?
Francisco I (1515-1547) luchó contra Carlos V en cuatro guerras (Italia fue, casi siempre el teatro de estas luchas: batalla de Pavía, 1525; saqueo de su Estado; sitio de Florencia, 1530) y así probó las fuerzas de su Estado; en el interior instauró la monarquía absoluta, tuvo que combatir la inundación de la Reforma y lanzó contra ella decretos fundados, sobre todo, en motivos políticos (edicto de Fontainebleau, 1540, declarando crimen de la majestad a la religión reformada).
Sin embargo, era posible que él mismo se diera cuenta de su indiscreción, y Eustaquio se vio obligado a tener paciencia como las damas de Fontainebleau cuando la Corte está en París, como dice el proverbio.
Cuando dejé a Fontainebleau dije a todos aquellos que me pedían les señalase la línea de conducta que debían seguir; id adonde está el Rey, y servidle.
Quedado en París después de la abdicación de Fontainebleau, volvió a tomar su puesto cerca de Napoleón a su vuelta, participó de sus peligros y de sus reveses en Waterlao, y lo siguió hasta su desembarco.
Quería hacerles legítimo un proceder que muchos no hubieran dejado de hacerlo por sí mismos; y no quise arruinar a aquellos que habían sido obstinadamente fieles; finalmente, no quise, sobre todo, tener que responder a nadie a mi vuelta; porque desde Fontainebleau pensé en ella, y por el raciocinio más simple.
Sumas muy considerables había aún en mi tesoro particular; ellas me fueron conservadas por el tratado de Fontainebleau, como que resultaban de ahorros de mi lista civil, y de otras rentas privadas mías.
Lo hemos ensayado por dos noches consecutivas en el camino de Fontainebleau a cuatro leguas de distancia de París y en San Dionisio, y me ha parecido bien.
Tres siglos más tarde, el tratado de Fontainebleau -concluido el 27 de octubre de 1807 por el valido de Carlos IV y favorito de la reina, don Manuel Godoy, Príncipe de la Paz, con Bonaparte, sobre la partición de Portugal y la entrada de los ejércitos franceses en España- produjo una insurrección popular en Madrid contra Godoy, la abdicación de Carlos IV, la subida al trono de su hijo Fernando VII, la entrada del ejército francés en España y la consiguiente guerra de independencia.
Mediante el tratado de Fontainebleau había llevado sus tropas a Madrid; atrayendo con engaños a la familia real a una entrevista en Bayona, había obligado a Carlos IV a anular su abdicación y después a transferirle sus poderes; al mismo tiempo había arrancado ya a Fernando VII una declaración semejante.
Sin embargo, esta mañana le parecía verla de nuevo tal como aquella vez en que la contempló por primera vez en el castillo de Fontainebleau, cuando él sólo tenía quince años, y ella era aún menor.
El habría debido hacer lo que Oudinot, que preguntó a sus tropas que si podía contar con su fidelidad, ellas les respondieron unanimemente: "nosotros no queremos batirnos contra Napoleón...." En Waterloo, Ney estaba todo fuera de sí; se podían leer en su frente confundidos los remordimientos de Fontainebleau con los de Lons-le-Saulnier.
Ahora tú, reino vegetal, ven y pon en el festín tus hongos, tus trufas, tus espárragos, tus coliflores, tus berzas diferentes, y no escatimes ni la raíz profunda, ni el grano en leche de que tanto gustan príncipes y potentados. Por los bosques de Fontainebleau anda saltando alegre de árbol en árbol el faisán, libre y feliz en sus amores.