Flandes

Flandes (Vlaanderen)

 
Región histórica, situada en el SO de los Países Bajos, que corresponde al departamento del N de Francia, en Bélgica, en su doble división de Flandes Oriental y Occidental, y a la prov. holandesa de Zelanda.
hist. Constituyó una marca carolingia que Carlos el Calvo entregó a su yerno Balduino I. En el s. XII Flandes era ya una región floreciente, con un comercio y una industria textil muy desarrollada y con poderosas municipalidades. Famosa por su fabricación de tapices entre los ss. XIII y XVII. La región, que floreció en los ss. X-XIII por el comercio de la lana, pasó en 1384 a los duques de Borgoña y en 1482 a los Habsburgo. Comenzó entonces un largo proceso de conflictos, que se prolongaron durante los ss. XVI y XVII. Junto con los Países Bajos, Flandes se rebeló contra Felipe II, pero tuvo que someterse a los españoles hasta 1731, salvo la parte francesa. Las luchas contra la dominación española produjeron la división del país en dos regiones, la Unión de Arras (base de la futura Bélgica) y la Unión de Utrecht (base de la futura Holanda). Bajo soberanía austríaca hasta el Congreso de Viena (1815), que la asignó a los Países Bajos. En 1830 fue incorporada al reino de Bélgica. El nacionalismo flamenco, surgido a finales del siglo XIX, ha obtenido representación parlamentaria en las dos últimas décadas (Vlaams Belang).
Traducciones

Flandes

Flanders

Flandes

Fiandra

Flandes

Flandern

Flandes

Flandre

Flandes

Flandria

Flandes

Φλάνδρα

Flandes

Фландрия

Flandes

Flandry

Flandes

Flandern

Flandes

פלנדריה

Flandes

フランダース

Flandes

플랜더스

Flandes

Flandern

Flandes

SMFlanders
Ejemplos ?
Y aunque es verdad que debo antes sentir lo que imprimo, que lo que de mis obras se pierde, he querido advertir las que me faltaron de las que tenía con ésta, para que si algún tiempo salieren, sean acusación mía y no de otro. Las que hasta ahora he echado menos son: Dichos y hechos del excelentísimo señor duque de Osuna en Flandes, Sicilia y Nápoles.
como á san Bartolomé ó achicharren como á san Lorenzo. En la época colonial, ciertas casas aristocráticas de Lima ostentaban cortinaje de terciopelo de Flandes recamado de oro.
El decadente, que fué el primer interrogado, creyó poner una pica en Flandes respondiendo: Curiosidad te aqueja muy sombría: en muriendo en tus brazos, cualquier día.
Estaban en esa línea los mar- quesado.- de Castellón, que fué de Ñápeles; el de San Miguel, cuyo origen fué en Sicilia; el de Feria y el de Fuente Her- mosa, salidos de Navarra; y el de vizconde de San Donas, que procedía de Flandes.
4 Sinopsis de la Jornada primera: Escena I: En la rivera del Betis (río Guadalquivir) don Juan conoce a doña Beatriz en una cacería, pero ella parte sin informarle su nombre. Don Juan explica a Muñoz y a Tacón sus razones de haber huido a Flandes, por un duelo callejero y por proteger a doña Ana.
11 a Flandes, sin dar noticia a la causa de mis daños, por no encontrar con su vista satisfacción a mi agravio, que, en ofensas conocidas, es infamia el procurarla, y el procurarla es pedirla.
Tres años estuve en Flandes, hasta que ha sido precisa mi vuelta a Sevilla, a causa de que mis deudos me avisan que de un mayorazgo, que de mi parte se litiga, importaba mi asistencia para afianzar mi justicia; y en esta última jornada, para no entrar con el día en la ciudad, excusando cumplimientos y visitas, me adelanté de vosotros a sestear en la orilla de Guadalquivir; aquí empieza la peregrina historia de otro suceso de que no tenéis noticia.
Viendo el herido ignorada la mano de quién le hirió, a pocos días pasó, de despechado, a Granada. 32 Mi amante con tal certeza creyó traición en mi fe, que, sin verme, en fin se fue a Flandes.
por adiós. 36 miren la dificultad que tiene esta hechicería.23 De aquél que en Flandes está el saber lo que hace trata. Pues ven acá, mentecata, si, a saber lo que hace allá, a Flandes no puedes ir,24 ni te es posible el saber, ¿no te es preciso creer lo que yo quiera decir?
Entre mis embustes grandes este Flandes se inventó, aunque, para mentir yo, lo mismo es aquí que en Flandes. Diréle, por cosa cierta, que su galán sí no está, y que presto le verá.
TACÓN Cierto que entendí que eran las doña Anas más corteses; ¿bueno es que a verte yo venga51 y preguntes por el otro? Mas, pues tanto lo deseas saber, sabe que llegamos ayer de Flandes.
Dejémoslos ir, por ahora, pues van contentos y alegres, y volvamos a contar lo que el ayo hizo cuando abrió la carta que el criado le llevó y halló que decía desta manera: Vuesa merced será servido, señor Pedro Alonso, de tener paciencia y dar la vuelta a Burgos, donde dirá a nuestros padres que, habiendo nosotros sus hijos, con madura consideración, considerado cuán más propias son de los caballeros las armas que las letras, habemos determinado de trocar a Salamanca por Bruselas y a España por Flandes.