Filipo


Búsquedas relacionadas con Filipo: filipino, Filippo Brunelleschi

Filipo (Phílippos)

 
Nombre de varios reyes de Macedonia.
Filipo II (383-336 a C) Rey de Macedonia en 356-336 a C. Hijo tercero del rey Amintas III. Reorganizó la Hacienda y enriqueció el ejército con maquinaria.
Filipo V (238-179 a C) Rey de Macedonia en 221-179 a C. En 215 a C estableció una alianza con Aníbal y durante la Primera Guerra macedonia (216-205 a C)luchó contra Roma y sus aliados. Roma firmó con Filipo la paz de Fenice (205 a C) y tuvo que dejarle la Atintania y los accesos al Adriático. Durante la Segunda Guerra macedonia (200-197 a C) fue vencido perdiendo sus posesiones a excepción de Macedonia.
Ejemplos ?
XXXV Confirmóse la paz, que establecida dejó en Vervín Filipo ya Segundo, que las últimas sombras de su vida, puertas de Jano, horror fueron del mundo.
XXXVI Alegre en tanto, vida luminosa el hijo de la musa solicita a la tea nupcial, que perezosa le responde su llama en luz ermita; en sus conchas el Savo la hermosa guardó al Tercer Filipo Margarita cuyo candor, en mejor cielo ahora, suave es risa de perpetua Aurora.
Salió Jesús con sus discípulos hacia los pueblos de Cesarea de Filipo, y por el camino hizo esta pregunta a sus discípulos: ¿Quién dicen los hombres que soy yo?
Es que Herodes era el que había enviado a prender a Juan y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, con quien Herodes se había casado.
Y, por concluir con todo lo que no hace a nuestro propósito, digo que la edad que tenía Filipo cuando pasó a las Indias sería de cuarenta y ocho años; y en veinte que en ellas estuvo, ayudado de su industria y diligencia, alcanzó a tener más de ciento y cincuenta mil pesos ensayados.
Poncio Pilato era gobernador de Judea, Herodes gobernaba en Galilea, su hermano Filipo en Iturea y Traconítide, y Lisanias en Abilene; 2.
26 Y envióle á su casa, diciendo: No entres en la aldea, ni lo digas á nadie en la aldea. 27 Y salió Jesús y sus discípulos por las aldeas de Cesarea de Filipo.
Los griegos se ocuparon mucho en trasladar hacia el tiempo de Amintas, de Filipo y de Alejandro; y en especial continuaron este oficio en Alejandría.
¿Qué es la causa, pues, mi río, que tantos años sirviendo no os den siquiera un estado que os pague en agua alimentos? Filipo os quiso hacer grande después de haberos cubierto delante de él con la puente, y él mismo os puso el sombrero.
Porque yo, cuando oigo decir antiguos, entiendo que son ciertos antepasados nacidos en remotos tiempos, y se me representan Ulises y Néstor, cuya edad sobrepuja a nuestro siglo casi en mil trescientos años; mas vosotros sacáis a Demóstenes e Hypérides, los cuales está bien averiguado que florecieron en los tiempos de Filipo y Alejandro, a quienes aún les sobreviven.
-Fue santo rey, y de virtud incomparable -dijo el nigromántico- según leí yo en las estrellas pronosticado. -Reina Filipo IV días ha -dije yo.
En otra parte, Demócrito y el divino Hipócrates, reclinados junto a un sepulcro ya destruido, conversaban profundamente a la sombra de unos cipreses mustios sobre la física del cuerpo animal, la brevedad de la vida, los acerbos males que la rodean, y los cortos y falaces medios que ofrece el arte para dilatar su fin; y más allá, Demóstenes, desde la tribuna de las arengas, conmovía al pueblo ateniense; le persuadía por algunos instantes a sacudir el yugo macedónico; excitaba en él estímulos de valor, recordándole las épocas gloriosas de sus triunfos, los nombres santos de Milcíades, Conón, Cimón y el justo Arístides; y oponiéndose, por una parte, a todo el poder de Filipo...