Fernando Álvarez de Sotomayor

Sotomayor, Fernando Álvarez de

 
V. Álvarez de Sotomayor, Fernando.
Ejemplos ?
Discípula de Fernando Álvarez de Sotomayor, sus primeras obras de juventud, con marcada influencia de su maestro, participan en diferentes ediciones de la Exposición Nacional con obras como Adán y Eva (ca1932) obra expuesta actualmente en la colección permanente del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía con la que obtiene un premio en metálico que invierte en un viaje a Rusia.
Prueba de ello sería que Pedrosa, el jefe de la policía de Granada, estaba habilitado para indultarla incluso después del juicio si aceptaba declarar sobre sus cómplices, cosa a la que ella se negó hasta el final —una firmeza que por otro lado no había mostrado su primo Fernando Álvarez de Sotomayor, a quien Mariana había ayudado a escapar de la cárcel, que informó a las autoridades absolutistas de las actividades del grupo de José María Torrijos en Gibraltar a cambio del indulto—.
Si bien no es la primera vez que es inmortalizada por el arte, ya que en la década de 1940 el que fuera director del Museo del Prado, a la vez que pintor, Fernando Álvarez de Sotomayor, la retrató junto a una niña.
Su ideal finalmente se materializa al alero del maestro español Fernando Álvarez de Sotomayor quien le da el empuje final al que sería el inicio del arte puramente chileno, la generación del 13.
Una de sus mejores adiciones a su plantel educacional fue el español Fernando Álvarez de Sotomayor, quien brindó a Chile el gusto por la pintura de corte goyesco.
Alejandro Cicarelli (1849-1869) Ernesto Kirchbach (1869-1875) Giovanni Mochi (1876-1881) Cosme San Martín Pedro Lira (1892-1907) Virginio Arias (1910-1911) Fernando Álvarez de Sotomayor (1911-1915) El estilo extracontemporáneo que desarrolló el maestro, el neoclásico, se manifiesta en pinturas de temáticas nunca antes tocadas en Chile como fueron la pintura mitológica, y la de historia antigua relacionada con las culturas clásicas.
Regresó a Europa. Se estableció en Madrid en donde trabajó en el estudio de Fernando Álvarez de Sotomayor, director del Museo del Prado.
Francisco Franco, jefe del Estado español tras la guerra civil, nombró como director al pintor Fernando Álvarez de Sotomayor, pero a la muerte de éste designó a Francisco Javier Sánchez Cantón, quien se rodeó de un grupo de antropólogos, museógrafos, pintores e historiadores para reformar la estructura del museo.
A los quince años ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde fue discípulo de Muñoz Degrain y compañero de estudios de Solana, Zuloaga, Vázquez Díaz, Fernando Álvarez de Sotomayor y Eugenio Hermoso.
En 1913, estando aún en el último año de su educación secundaria, comenzó sus estudios de pintura en la Escuela de Bellas Artes, con el gran maestro Fernando Álvarez de Sotomayor, siendo el más longevo integrante de la Generación del Trece.
En 1910 contrajo matrimonio con Julia Montero, una joven alumna para luego suceder a Fernando Álvarez de Sotomayor como profesor titular de Pintura en la Escuela de Bellas Artes por un par de años.
Regresó a Chile en 1908, en el mismo barco que traía al español Fernando Álvarez de Sotomayor, maestro inspirador de la Generación del Trece con quien trabó amistad.