Fernando


Búsquedas relacionadas con Fernando: Fernando Alonso

Fernando

 
Nombre de varios reyes de Aragón.
Fernando I de Antequera (1380-1416) Rey de Aragón en 1412-16 y de Sicilia 1414-16. Fue el primer monarca castellano de la Corona de Aragón.
Fernando II, el Católico (1452-1516) Rey de Aragón. Fue rey de Sicilia en 1468; casó al año siguiente con Isabel I de Castilla. Subió al trono de Aragón en 1479. Junto con su esposa terminó la Reconquista, en 1492. Durante su reinado se produjeron, además, dos importantes hechos: el descubrimiento de América y la expulsión de los judíos. Después de la muerte de Isabel ocupó la regencia de Castilla en dos ocasiones.

Fernando

 
Nombre de varios reyes de Castilla y León.
Fernando I, el Grande (1016?-65) Rey de Castilla en 1035-64 y de León 1037-65. Se apoderó del reino de Navarra.
Fernando II (1137?-88) Rey de León en 1157-88. Firmó el Tratado de Ágreda con Alfonso II el Casto.
Fernando III, el Santo (1200?-52) Rey de Castilla en 1217-52 y de León en 1230-52. Los primeros años de su reinado se vieron afectados por luchas internas, que consiguió vencer. Se dedicó después a dirigir campañas reconquistadoras. Mandó erigir las catedrales de Burgos y Toledo.
Fernando IV, el Emplazado (1285-1312) Rey de Castilla y León en 1295-1312. Conquistó Gibraltar.

Fernando

 
Nombre de varios reyes de España.
Fernando VI (1713-59) Rey de España en 1746-59. Su reinado se caracterizó por la neutralidad, que contribuyó al desarrollo económico y cultural de país.
Fernando VII (1784-1833) Rey de España en 1808 y 1814-33. A su regreso del exilio durante las guerras napoleónicas, se mantuvo en el poder gracias a la ayuda prestada por Francia contra los liberales, cuya persecución marcó su reinado. Su figura marca el final del Antiguo Régimen.

Fernando

 
Nombre de varios reyes de Nápoles.
Fernando I (1423-94) Rey de Nápoles en 1458-94, llamado Don Ferrante. A su muerte, Carlos VIII de Francia preparaba la invasión de Nápoles.
Fernando II (1467-96) Rey de Nápoles en 1495-96, llamado Ferrandino. El Gran Capitán le ayudó a recuperar su reino para incorporarlo a la corona española.

Fernando

 
Nombre de varios gobernantes de Bulgaria, Austria, Portugal, Rumania y las Dos Sicilias.
Fernando (1861-1948) Rey de Bulgaria en 1908-18. Proclamó la independencia de Bulgaria en 1908.
Fernando I (Ferdinand) (1793-1875) Emperador de Austria en 1835-48. Dejó el gobierno en manos del canciller Metternich. Abdicó a causa de la revolución de 1848.
Fernando I (1345-83) Rey de Portugal en 1367-83. Sostuvo dos guerras con Castilla, a cuyo trono aspiraba.
Fernando I (Ferdinand) (1865-1927)Rey de Rumanía en 1914-27. Se puso al lado de los aliados en la Primera Guerra Mundial.
Fernando I de Borbón (1751-1825) Rey de las Dos Sicilias en 1816-25. Luchó contra la República francesa y contra Napoleón, perdiendo ambas veces.
Fernando II (1810-59) Rey de las Dos Sicilias en 1830-59. Ejerció un poder represivo.
Fernando V V. Fernando II, el Católico, rey de Aragón.

Fernando (Ferdinando)

 
Nombre de varios duques de Toscana.
Fernando I de Médicis (1549-1609) Gran duque de Toscana. Hijo de Cosme I. Apoyó a Enrique V.
Fernando II de Médicis (1610-70) Gran duque de Toscana, sucesor de Cosme II.
Fernando III (1769-1824) Gran duque de Toscana en 1790-1801 y 1914-24. Hijo del gran duque Leopoldo II. Fue desposeído temporalmente de sus estados por Napoleón.
Fernando IV (1835-1908) Gran duque de Toscana. Sucedió a su padre Leopoldo II.
Traducciones

Fernando

Ferdinand

Fernando

Ferdinand

Fernando

Ferdinand

Fernando

SM Fernán (arcaico) SMFerdinand
te lo han puesto como a Fernando VIIthey've handed it to you on a plate
Ejemplos ?
Será llamado a reinar en el Imperio mexicano (previo juramento que designa el artículo 4º del plan), en primer lugar el señor don Fernando VII, rey católico de España; y por su renuncia o no admisión, su hermano el Serenísimo Señor infante don Carlos; por su renuncia o no admisión, el Serenísimo Señor infante don Francisco de Paula; por su renuncia o no admisión, el Serenísimo Señor don Carlos Luis, infante de España, antes heredero de Etruria, hoy de Luca; y por renuncia o no admisión de éste, el que las Cortes del Imperio designen..
Aquello fue una malita racha que ya pasó por fortuna, y ni engarzao en oro ni guarnecío de topacios quiero yo a ese hombre, que cuando habla parece que está concediendo pensiones vitalicias y cruces de San Fernando.
Y las historias dicen que aún le han hecho peor, añadiendo a la traición primera la venganza della con la última. Alto conocimiento tuvo destas cosas don Fernando el Católico.
Abanderado- Carlos Formas. Capitanes— José Nicolás Arriola, Juan José Torres, Miguel Pintos, Roman Antonio Dehesa, Fernando Rosas, Bernardo Videla.
En llegando a España, valiéndose don Fernando de un divertimiento mañoso, fingió que se olvidaba de lo que más tenía en la memoria.
Hallé esta noticia mirando para otros fines los papeles de los grandes servicios de la casa muy ilustre de don Fernando de Barradas, que él tiene en su poder, originales de mano del rey Católico; y trasladados por mí con toda fidelidad, son los que se siguen: Instrucción "Lo que vos, Francisco Pérez de Barradas, alcaide de la Peza, habéis de hacer en este viaje, adonde ahora vais por mi mandado, es lo siguiente: Primeramente habéis de saber que yo he sido informado que de Villafranca de Niza han partido o partirán presto dos navíos, en los cuales diz que vienen algunas personas a tratar en estos reinos ciertas cosas contra el servicio y estado real de la serenísima reina y princesa, mi muy cara y muy amada fija, y contra el mío.
¡No hace un mes que era el más valiente, el más patriota, el más realista del pueblo! - ¡Toma! ¡Como que vendía en la botica retratos del príncipe Fernando! - ¡Y ahora los vende de Napoleón!
Y chocando ya botellas contra botellas, que no vasos contra vasos. - ¡Viva Napoleón! ¡Muera Fernando! ¡Muera Galicia! -gritaron a una voz.
Desde el agua fría con sus chorros glaciales, hasta la electricidad, con sus picaduritas de aguja, mordicantes y finas, todo lo hubo de sufrir el cuerpo de Fernando, sometido, por el amor, a torturas que no inventa el odio.
Corría, como si en tal momento no se pudiese perder minuto. Corría, porque Fernando, al oír el cántico, había murmurado bajito: -¡Qué precioso, mamá!
Y, ya al pie de la gruta, haciendo apartarse a los pastores con una seña, la madre se arrodilló, y señalando al Niño dormido sobre la paja, murmuró anhelosa, en súplica ardiente: -¡Bésalo, Fernando!
– y la invocación a Fernando VII, común a las juntas de 1808 -10, no fue sino una expresión sincera para el común e igualmente para muchos dirigentes.