Eugenio Montes

Montes, Eugenio

 
(1897-1982) Escritor y periodista español. Fue poeta en lengua castellana y gallega. Autor de El viajero y su sombra (1940).
Ejemplos ?
ugo Montes Brunet es un profesor chileno, Doctorado en Filología Románica en la Universidad de Friburgo (Alemania), Abogado y Premio Nacional de Ciencias de la Educación 1995. Hijo de Eugenio Montes Vicuña y Consuelo Brunet Bunster.
Al evocarla Manuel Eugenio Montes de Oca le decía a su hijo: Domingo Faustino Sarmiento, en El Nacional, de abril de 1885 resume su obra: Por su parte, el poeta colombiano Rafael Pombo, dejó un bosquejo biográfico, prologando una de sus obras, en la que la recuerda diciendo, entre otras cosas: Sus obras abarcaron casi todos los géneros literarios, incursionando con verdadera en la novela, el drama, obras de teatro, ensayos filosóficos, artículos periodísticos de diversa temática y la crítica musical.
1074 José María Pemán, «Cartas a un escéptico en materia de formas de gobierno», tomo X, pág. 385. Eugenio Montes, «La filosofía de un pensador monárquico», tomo VI, pág.
Así entró en contacto con el Ultraísmo: en 1918 fue compañero de pensión de Eugenio Montes y fue entonces cuando, según afirma Bonet y niega él mismo, llegó a conocer a Vicente Huidobro.
En 1932, su línea liberal y republicana, no impedía que en sus páginas culturales, colaborasen los futuros fundadores de Falange Española, Pedro Mourlane Michelena, Eugenio Montes, José María Alfaro y Ernesto Giménez Caballero.
Con ellos, tradicionalistas (Tomás Domínguez Arévalo, Fal Conde, que no asitió, monárquicos (José María Pemán, Eugenio Montes Domínguez, Yanguas, Valdecasas, Vegas, Pedro Sainz Rodríguez) y militares (Gonzalo Queipo de Llano, Jordana, Juan Yagüe, Juan Luis Beigbeder, José Monasterio Ituarte).
Sobre el primero escribe: «Me presentó a don José Ortega y Gasset en Lisboa, por el año 1944, mi gran amigo y después compañero en la Academia de Bellas Artes, el gran compositor Ernesto Halffter», y recuerda que «fue en mi primera exposición en Lisboa en las Bellas Artes, donde Eugenio Montes hizo la presentación de la misma, inaugurándola el Embajador, y allí estaba nuestro increíble don José, derrochando ingenio y simpatía».
En estas excursiones se paseaba entre las lápidas, se leían sus curiosos epitafios y se recitaban versos, entre los asistentes a este extraño culto se encontraban Agustín de Foxá, César González-Ruano o Eugenio Montes.
Considerada por la crítica como una de las mejores películas de la historia del cine español, cuenta con un notable guion transformado por Gonzalo Torrente Ballester a partir de un argumento original de Eugenio Montes (embajador de España en Portugal) y Natividad Zaro.
En la temporada 1974/75, con Eugenio Montes Cabeza de presidente y Roque Olsen como entrenador, el club consiguió de nuevo el ascenso a Primera y se asentó en una larga fase de estabilidad en esta categoría.
En 1984 Eugenio Montes Cabeza finalizó sus once años como presidente del Sevilla y fue sustituido por el empresario ganadero Gabriel Rojas.
En 1974, bajo la presidencia de Eugenio Montes Cabeza, se cerró por fin, alcanzando por aquella época su mayor capacidad, con más de 70.000 espectadores.