Enrique de Villena

Villena, Enrique de

 
(1384-1434) Escritor español. Sus estudios de alquimia y ciencias ocultas le dieron fama de brujo. Escribió en catalán y castellano. Obras: Arte de trovar y Arte cisoria o de cortar con el cuchillo. Se creen obras suyas: El libro de la peste y Tratado de alquimia.
Ejemplos ?
Según se dice, el Marqués de Villena (personaje legendario inspirado en Don Enrique de Villena) fue uno de los estudiantes aventajados del Demonio, del que consiguió escapar con vida, aunque dejó en manos de El Malvado su sombra, quedando así marcado de por vida como uno de sus adeptos.
En las bibliotecas de El Escorial y de la Universidad de Salamanca hay sendas copias del siglo XV. Tractado de la divinança (realmente es un resumen manipulado de un libro de la biblioteca de Enrique de Villena).
De su pluma nos quedan quizá los mejores retratos que se han hecho del Arcipreste de Hita, de Enrique de Villena, de Jorge Manrique, etc., habiendo sido capaz de revivir y animar el ambiente de lejanas épocas y penetrar en la raíz de los sucesos.
Otra de sus actuaciones más destacadas a las órdenes del rey fue el pleito contra don Enrique de Villena, al que condenó a prisión acusado de brujería y nigromancia.
lionor Manuel de Villena (Valencia, 1430-1490), hija bastarda de Enrique de Villena, poeta y prosista de la nobleza, perteneciente a la familia de los reyes de Aragón y de Castilla (casa Trastámara), fue una religiosa y escritora, la primera conocida en lengua valenciana, conocida especialmente por revelar la postura de una mujer religiosa a finales de la Edad Media.
Estudio biográfico-crítico con varias poesías inéditas del mismo Madrid, 1886 Tirso de Molina. investigaciones bio-bibliográficas, Madrid, 1893 Vida y obras de don Enrique de Villena, Madrid, 1896.
Dante no hablaba griego, así que solo pudo basarse en la visión del infierno de Virgilio, influenciada a su vez por el Canto XII La Odisea Del poema de Virgilio también se hicieron traducciones a lenguas vernáculas europeas. Algunas son éstas: Al español, la de Enrique de Villena (1427 - 1428).
Los platos estrella son las migas, el cordero, el cabrito, el jabalí, la liebre, el conejo o el morteruelo, del que ya dio cuenta en el Siglo XV Enrique de Villena.
La crónica de sociedad exige un conocimiento seguro de la Historia (grande y pequeña); la heráldica; el arte de los estilos que se aprende en Bayard; la manera de disponer las mesas y manjares conforme a las normas de Brillat-Savarin: las artes cisorias aprendidas de Don Enrique de Villena...
Natural es que sean leídos, comprados y celebrados. Los ha compuesto ya el señor Cotarelo sobre don Enrique de Villena, sobre el conde de Villamediana y sobre el gran poeta Tirso.
-No, señores: ni si quiera don Enrique de Villena o Pedro Balayarde: a don Quijote no le hemos resucitado: no hemos hecho sino seguirle la pista a su conductor; olvido que le sucede, asunto nuestro es.
Fue también de doña María de Albornoz y de su marido don Enrique de Villena " el Nigromántico ", y acabó por pasar, en el siglo XV, al poder de la casa de Mendoza, que recibió su más importante título, el de duques del Infantado, de esta tierra alcarreña.