Dos Sicilias

Dos Sicilias

 
hist. Nombre dado al conjunto de los reinos de Nápoles y Sicilia. El reino de Sicilia apareció en el s. XIII, creado por los normandos. En 1860 fue incorporado al reino de Italia.
Ejemplos ?
Yo D. Carlos III, por la gracia de Dios, Rey de las Españas y de las Indias, de las dos Sicilias y Jerusalén...
Fernando, Don Carlos, D.ª Carlota, Princesa del Brasil, D.ª María Amalia, y D.ª María Luisa, mis nietos; D. Fernando, actual Rey de las dos Sicilias; D.
De parte del muy alto y muy poderoso y muy católico defensor de la iglesia, siempre vencedor y nunca vencido el gran Rey don Fernando V de España de las dos Sicilias, de Jerusalén, de las Islas y tierras firmes del Mar Océano,etc.
Y por mí, visto lo susodicho juntamente con la dicha provisión y nombramiento de Gobernador de que suso se ha hecho mención, que su tenor es como se sigue: Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorcas, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algecira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas y Tierra Firme del Mar Océano, Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Bravante y Milán, Conde Absburgo, de Flandes de Tirol, de Barcelona, Señor de Vizcaya y de Molina, Etc.
Por servicios hechos a la Patria obtuvo después la dignidad de Mariscal, Gran Almirante, Príncipe, Gran Duque de Berg y de Clevea, y finalmente el Trono de Nápoles y de las dos Sicilias, en 1808, con el nombre de Joaquín Napoleón; nombre que debía a la alianza contraída con una hermana del Emperador.
Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorcas, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algecira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias, Islas e Tierra Firme del Mar Océano; Conde de Barcelona; Señor de Vizcaya e de Molina; Duque de Atenas y de Neopatria; Conde de Ruiellón y de Cerdaña; Marqués de Oristan y Gociano; Archiduque de Austria; Duque de Borgoña, Bravante y Liman; Conde Flandes y de Tirol, etc.
Un Gregorio VII, que de fraile llego á ser papa, y quiso deponer los reyes y dar los imperios, lejos de ser el señor de Roma, murió protejido, ó mas bien prisionero de los príncipes normandos que conquistaron las dos Sicilias, y que el creia sus vasallos.
on Phelipe, por la gracia de Dios, rrey de Castilla, de Leon, de Aragon, de las dos Sicilias, de Jerusalem, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Cordoba, de Corcega, de Murcia, de Jaem, de los Algarbes, de Algeçira, de Gibraltar, de las Yslas de Canaria, de las Yndias Yslas y tierra firme del mar oçeano, Conde de Barcelona, Señor de Vizcaya y de Molina, Duque de Atenas y de Neopatria, Conde de Ruysellon y de Cerdeña, Marques de Oristan y de Goziano, Archiduque de Austria, Duque de Borgoña y de Bravante y de Milan, Conde de Flandes y de Tirol.
Carlos, Príncipe de Asturias, a quien encargo muy particular cuidado de la protección de la Religión Católica; el cuidado paternal de mis amados vasallos, y especialmente de los pobres, y el amparo, amor y asistencia de sus hermanos, y mis hijos, D. Antonio y D.ª María Josefa, los cuales le recomiendo muy particularmente, sin olvidar al Rey de las dos Sicilias, D.
Don Fernando VII por la gracia de Dios, REY de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Menorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas y Tierra-firme del mar Océano; Archiduque de Austria; Duque de Borgoña, de Brabante y de Milán; Conde de Abspurg, de Flandes, Tirol y Barcelona; Señor de Vizcaya y de Molina &c.
Lo dispuesto sobre esta materia en el código francés, en el de las Dos Sicilias, en el sardo y en otros es mucho más conforme con la justicia y aun más favorable a los mismos pupilos.
Tampoco los ha perdido la gracia versátil, ni la bancarrota fraudulenta del reverendo padre la Valette, prefecto de las misiones apostólicas; porque no se destierra a toda una orden de Francia, de España y de las dos Sicilias, porque haya habido en ella un quebrado, ni los desvarros del jesuita Guyot Desfontaines, ni del jesuita Feron, ni del reverendo padre Marsi, el cual estropeó con sus enormes talentos un hermoso niño de la primera nobleza del reino; se cerraron los ojos sobre estas imitaciones griegas y latinas de Anacreonte y de Horacio.